Patry Jordán: "Puedo decir que trabajo y vivo de algo que me apasiona, que es poder ayudar a los demás"


Alessandro Michele vuelve a Los Ángeles con 'Gucci Love Parade'

Gucci

Alessandro Michele vuelve a Los Ángeles con Gucci Love Parade, un homenaje a "seres encantados e increíblemente libres que cruzan una tierra ajena al pasado y al futuro"

La decisión de Alessandro Michele de presentar su nueva colección en Hollywood Boulevard fue cosa del destino, ya que era el lugar perfecto para volver a empezar. Gucci Love Parade es el primer desfile de moda presencial de la Firma desde febrero de 2020 y Los Ángeles, el escenario del regreso al lugar que el Director Creativo eligió como telón de fondo para su primera campaña, un regreso de gran carga emocional al panteón que su madre le describía como una fábrica de sueños.

"Cuando empecé a pensar en la forma en la que quería comenzar este nuevo capítulo en mi atrevido trabajo, pensé en mi madre y en su increíble legado. Recordé la pasión por la belleza que me transmitió, el irrevocable don de soñar y el aura mitopoética del cine. Por eso elegí Hollywood Boulevard"", escribió en sus notas sobre la colección.

El espíritu de autoexpresión, esa singularidad de la que surgió el universo de Alessandro Michele, es una idea muy recurrente en la colección, un reflejo del carácter de Los Ángeles y el reconocimiento de que no hay reglas en la moda. El encaje, las lentejuelas y los pliegues se combinaron con vertiginosos zapatos de tacón con plataforma y juguetes sexuales; las chaquetas de corte de sastre se realzaron con flores falsas en looks con leggings; los sombreros de cowboy y los estampados tropicales fueron de la mano con elaborados tocados inspirados en Cleopatra en un ""desfile de seres encantados e increíblemente libres que cruzan una tierra ajena al pasado y al futuro".

En el emblemático Paseo de la Fama de la ciudad en una meta puesta en escena, los vestidos de noche inspirados en el pasado encabezaron una procesión de estrellas clásicas, de forma literal y metafórica. "Al fin y al cabo, Hollywood es un templo griego que alberga divinidades paganas. Aquí los actores y actrices son considerados los héroes y heroínas de los mitos: criaturas híbridas con el poder de la trascendencia divina y la existencia mortal al mismo tiempo, tanto de forma imaginaria como real. Son los ídolos de una nueva cosmogonía contemporánea, que refleja el respecto por lo sagrado. Afrodita, Teseo, Pandora y Medusa siguen vivos en el Olympus de Hollywood. Inalcanzables y, aun así, muy humanos".