'Digital Tribal', una propuesta de Bershka para esta temporada


Pilar Dalbat: “Creo que nuestro país ha tenido una relativa evolución en la moda, pero todavía queda mucho camino por recorrer”


Paula Casas Medina / Fotografías: MBFWMadrid & Mamen BG Photos

Con más de dos décadas en la industria de la moda, la granadina Pilar Dalbat, comenzó su trayectoria como diseñadora a raíz de un proyecto con raíces locales y con una vocación a nivel internacional. Se considera una completa apasionada de la herencia patrimonial, confesando que su seña de identidad es: “la creación de un diálogo entre diferentes disciplinas a través de un lenguaje que combina arquitectura, patrimonio y tecnología; tradición y contemporaneidad”.

Además de convertirse en un referente de la moda española, Dalbat quiso lanzar en 2017 su propia asociación titulada ‘Fortuny MCulture’, “impulsada por profesionales de diversos ámbitos; cultura, diseño, docencia o comunicación entre otros, con el objetivo de reivindicar la figura de Mariano Fortuny y Madrazo como un nuevo referente cultural para la ciudad de Granada y para España”, afirma. 

Desde siempre ha introducido entre las telas su inspiración granadina, con un estilo sencillo y elegante, cuyos trabajos han llegado a pisar pasarelas nacionales e internacionales, buscando siempre, “crear un diálogo entre diferentes disciplinas a través de un lenguaje que combina arquitectura, patrimonio y tecnología; tradición y contemporaneidad”, por lo que confirma que la moda atemporal es una de sus máximas. 

Al ser tan amante de su tierra y su nación, la diseñadora piensa que el país, con respecto a la moda, ha sufrido “una relativa evolución”, pero asegura que, “todavía queda mucho camino por recorrer”. Por otro lado, la propia evolución de la marca “va hacia la defensa de la artesanía y la puesta en valor de la cultura local y de las referencias de nuestro país como elemento diferenciador de la moda de autor española”, reitera.

Pero si algo se puede resaltar de Pilar Dalbat es su apuesta por transformar cada desfile en una experiencia completamente sensorial en la que la arquitectura y los espacios son una gran fuente de inspiración y le dan vida a sus presentaciones. Tal importancia ligada a su marca se debe “a una relación personal con el mundo de la arquitectura a través de la figura de mi hermano, arquitecto especializado en intervenciones en edificios patrimoniales”. Y asegura que, “haber nacido en una ciudad como Granada tan rica en patrimonio artístico y cultural me ha conducido a sentirme cada vez más vinculada a esta disciplina”.

Sus diseños volvieron a lucirse con luz propia el 18 de septiembre en la 74º edición de la Mercedes-Benz Fashion Week. Tituló a la colección “Fortuny II”, como broche final al homenaje definitivo de la diseñadora al interesante e infinito universo de Mariano Fortuny y Madrazo. Para la ocasión, su fuente de inspiración y todo el proceso creativo para esa nueva colección fue “junto con José Sánchez Montes, director de Siesta Producciones y del documental sobre Fortuny ‘El universo en una caja’, viajamos a Venecia para sumergirnos en el universo del creador. Allí llevamos a cabo un intenso trabajo de investigación y experimentación y partiendo del imaginario fortuniano y dándole una visión contemporánea, hemos creado esta colección”, confiesa orgullosa.

En lo que concierne a los tejidos y colores, la diseñadora manifiesta que primaron los tejidos “vaporosos, tules, paño, encaje de bolillos, tejidos plisados, estampación digital, tejidos de punto, glitter y apliques de metacrilato”. Asimismo, en los colores destacaron “el azul laguna, rosa quisquilla, el púrpura, los dorados y las rayas que se entremezclan con toques de blanco y negro. En definitiva, la gama de colores predominante en la Venecia rosada y de la luz, y un reflejo del patrimonio local”.

Estos años han sido muy difíciles, en concreto para el sector de la moda debido a la crisis sanitaria por el Covid-19 que se ha llegado a sufrir mundialmente. Particularmente, a la marca de Pilar Dalbat le ha afectado como a la mayoría, sin embargo, “seguimos proponiendo prendas que veis en los desfiles en nuestros puntos de venta, además de una línea de media medida en la que podemos reproducir cualquiera de los modelos que se ven en las presentaciones con algunos cambios que desee el cliente”. En cuanto a los desfiles, han tenido que adaptar aforos y limitaciones, pero recalca: “hemos llevado a cabo otras acciones como la retransmisión del desfile en plataformas digitales para llegar a todo nuestro público”.

No podemos dudar ni por un segundo que el futuro de Pilar Dalbat no tendrá límites y seguirá siendo un referente de la propia moda española. La diseñadora lo que tiene pensado para su marca es “seguir estando en el panorama de la moda española, mejorar nuestro diseño y hacer moda atemporal”. Por ende, nos adelanta que tiene previsto presentar muy pronto sus colecciones en París, “ciudad en la que he vivido 10 años y con la que estoy estrechamente ligada”, concluye satisfecha.