Patry Jordán: "Puedo decir que trabajo y vivo de algo que me apasiona, que es poder ayudar a los demás"


Pescado de temporada, la propuesta invernal de La Parrilla de Arganda


La Parrilla de Arganda / Laura González

La Parrilla de Arganda continúa con su propuesta saludable propuesta, de cara a la llegada del otoño, con el objetivo de no perder los buenos hábitos. De esta forma, el restaurante apuesta por la máxima calidad y frescura en sus elaboraciones estrenando otoño y sus cambios de color en los paisajes, con una selección de pescados de temporada, entre los que destacan los mejores calamares de anzuelo, merluzas, pulpos, rodaballos o sepias, traídos diariamente de Vigo y de Laxe.

El inigualable sabor producido por la autenticidad de las brasas de su parrilla y la máxima calidad de su materia prima garantizan una experiencia gastronómica única, entre las que destacan la barbacoa de chipirones con cebolla caramelizada, el calamar de potera, zamburiñas, lubinas, merluzas y rodaballo, entre muchos otros.

La carne del pescado es una de las más saludables por las proteínas, vitaminas y minerales que contiene. Se trata de un alimento saludable bajo en calorías y perfecto para incluir en una dieta variada y equilibrada según las recomendaciones de la mayoría de expertos nutricionistas. Es por ello, por lo que La Parrilla de Arganda incorpora en su menú su exitosa parrilla de pescados como resultado de un excelente producto avalado tanto en frescura como en calidad.

La Parilla de Arganda tiene un alto respeto a la autenticidad del producto al ser, el cocinado en parrilla, uno de los métodos que mejor conservan la pureza de los alimentos. Se trata de un método que consigue mantener la jugosidad y el sabor más puro de los ingredientes, además de permitir que se conserven gran parte de los nutrientes, minerales y vitaminas.

Por otra parte, en esta nueva experiencia permanecen algunos de sus platos estrella como las ensaladas, ensaladillas y los pimientos rojos de la huerta asados a la brasa con ventresca. Además, a medida que el mes de septiembre avance, se incluirán a la carta platos de setas y trufas, así como elaboraciones de caza.

Para conseguir una mayor excepcionalidad en las elaboraciones, La Parrilla de Arganda utiliza únicamente producto de soberbia calidad. Esto lo consiguen gracias a su huerta propia. Enclavada en la nombrada Huerta de Tajuña, en el término de Orusco de Tajuña, se encuentra la huerta de la que obtienen la mayoría de sus verduras y hortalizas que se consumen en el restaurante y servidas como guarnición en su parrilla de pescados. También, de su propia huerta obtienen los huevos de campo gracias a las 50 gallinas que se encuentran en este espacio. Estas viven en semilibertad y disfrutan de una alimentación absolutamente natural que aporta a los huevos que se obtienen de ellas un sabor y color singulares.

La Parrilla de Arganda, un restaurante para todos 

El sureste de la Comunidad de Madrid da la bienvenida a este restaurante caracterizado por una decoración moderna y suave con toques tradicionales. Su espacio se divide en un tradicional bar, una amplia sala con capacidad para 300 personas y cuatro reservados que aseguran privacidad; espacios en los que la seguridad y las medidas de protección anti-Covid son a prioridad absoluta. Además, La Parrilla de Arganda cuenta con un amplio jardín interior en el que tienen lugar celebraciones y eventos con mucha versatilidad. Estos lugares resultan la opción perfecta para la celebración tanto de reuniones empresariales privadas, así como para eventos familiares como pueden ser bodas, bautizos y comuniones. A estos espacios se suma su amplia terraza que en los meses de verano acaparará todo el protagonismo.

Su privilegiada ubicación, en el municipio madrileño de Arganda del Rey, puerta de la Comunidad de Madrid por el sudeste, permite que el restaurante sea un punto de encuentro perfecto. A tan solo 20 minutos de la capital y con amplio parking propio, La Parrilla de Arganda se sitúa muy próximo a enclaves de ocio familiar madrileño –Parque Warner Madrid- así como a los municipios más turísticos de la comunidad como son Chinchón o Morata de Tajuña.

“Cocina sencilla, de toda la vida y para todos es lo que queremos ofrecer a nuestros comensales”, afirma Roberto Fontán quien, previo a esta nueva aventura hostelera, construyó su trayectoria profesional en restaurantes tan icónicos de Madrid como Lardy o Porto Novo. A estas palabras se suman Paul García y Noemí Losada quienes añaden que el objetivo de La Parrilla de Arganda pasa, únicamente, porque los clientes “coman bien, en mayúsculas, gracias a una propuesta honesta y tradicional a un precio asequible”.