'Digital Tribal', una propuesta de Bershka para esta temporada


Oar Cottage, una escapada perfecta para disfrutar Garai en otoño


OAR Cottage

Otoño significa tranquilidad, descanso, disfrutar en compañía de personas cercanas, o reconectar con uno mismo, y OAR cottage es el lugar perfecto para ese verdadero lujo gracias a su localización en un enclave en el que predomina el silencio, con el que se garantiza el absoluto reposo de todos aquellos que se decantan por este singular alojamiento como opción vacacional.

Como propuesta para esta estación que acaba de comenzar, OAR cottage ha diseñado un paquete especial el cual consiste en una noche en habitación Deluxe con desayuno para dos personas, así como una cena para dos personas que incluye lomo ibérico, ventresca de Bonito del Norte, foie gras de pato, queso de oveja con membrillo y nueces, y una botella de vino tinto DOC Rioja. El paquete otoñal incluye también un detalle de bienvenida para los huéspedes.

Todas las habitaciones de OAR cottage cuentan con cama King Size, ya sean su Suite principal —revestida con fibras y elementos naturales como maderas, piedra, vidrio—, sus dos habitaciones Deluxe —con vistas al jardín—, sus tres Doble superiores –con vistas a la montaña y al jardín—, su Doble Petite situada bajo la cumbrera del caserío con increíbles vistas a la montaña, o la única habitación de la planta baja, con acceso directo al jardín. 

Aunque OAR cottage no cuenta con restaurante, sí tiene una carta de servicio de habitaciones con productos de la zona servidos a partir de las 19.00. Además, el cliente tiene a su disposición a cualquier hora el Honesty bar, un espacio donde disfrutar de refrescos y licores que puede prepararse él mismo (con una carta de precios) y café de libre disposición. Para terminar de desconectar y relajarse, el alojamiento cuenta con una zona de estar con chimenea donde resulta verdaderamente agradable sumergirse en una buena lectura. 

Gracias a su ubicación en el municipio de Garai, OAR cottage es el enclave perfecto para disfrutar de todos los encantos de la zona de interior de Vizcaya, como la reserva de la Biosfera de Urdaibai —área natural formada en la desembocadura del río Oka, en la comarca vizcaína de Busturialdea—, pero también del litoral vasco y sus playas, como Zarauz, Mundaka, Lekeitio, Ondarroa o Deba. 

Muy próximo a Garai se encuentra el municipio de Durango, en el cual destacan su Casco Medieval, la Torre Lariz, la Puerta de Santa Ana, la iglesia de Santa María de Uríbarri y el Museo Kurutzesatu. Apenas a 12km se encuentra el Parque Natural de Urkiola, un espacio protegido de 5.768 hectáreas coronado por un santuario, en el que es posible disfrutar de unas extensas flora y fauna, así como practicar escalada y senderismo o visitar el cercano municipio de Abadiano. A pocos kilómetros, el Monte Oiz ofrece las mejores vistas de Vizcaya. 

La capital, Bilbao, dista solo 37km y en ella la oferta cultural es extensa. El Museo Guggeheim con las exposiciones temporales ‘Alice Neel: las personas primero’, ‘La línea del ingenio’, ‘Mujeres de la abstracción’ y ‘Sharon Lockhart’; o el Museo de Bellas Artes con el arte sacro y profano de Luis Paret, ‘Muntadas. La ciudad vacía’, ‘ABC. El alfabeto del Museo de Bilbao’ o ‘Gernica’, son algunas de las opciones destacadas. Por su parte, en Getaria (51km), el Museo Cristóbal Balenciaga ofrece una magnífica colección ligada a la trayectoria profesional y al perfil personal del célebre modisto guipuzcoano.

Es esa proximidad a Bilbao y también a San Sebastián y Vitoria (45 minutos) la que hace que OAR cottage sea la base perfecta para descubrir pasado y presente de las tres capitales vascas. Descubrir el interior y la costa del País Vasco, en una casa de campo de lujo y con los mejores anfitriones, es sin duda el plan perfecto para este otoño.

También quienes organizan sus vacaciones alrededor de los referentes gastronómicos pueden completar la visita a la zona pasando por lugares emblemáticos como el Asador Etxebarri en el Valle de Achondo, o el Restaurante Boroa en Amorebieta-Echano, entre otros. Asimismo, el propio municipio de Garai ha sido tradicionalmente un referente al que ir a comer y pasar el día, una posición que mantiene aún a día de hoy con restaurantes como Aboiz, que representa la cultura gastronómica local en su nueva carta de otoño que incluye setas de temporada de los montes de la zona, caza y productos Km. 0. Todo ello en un entorno donde toma protagonismo el fuego bajo de su chimenea de leña. En el Restaurante Garai —Garai Jatetxea—, por su parte, destacan los cocidos, las carnes y los pescados.