'Digital Tribal', una propuesta de Bershka para esta temporada


Lacoste viste así a la próxima primavera y verano 2022

Lacoste

Los códigos y la cultura que giran en torno al deporte son una obsesión constante para Louise Trotter, y nutren de forma dinámica su visión de Lacoste como un verdadero pilar de la ropa deportiva francesa. Desde el mundo del tenis, alma de la marca, hasta el ciclismo, el baloncesto y otros deportes urbanos, el espíritu de movimiento, ligereza y funcionalidad es primordial en su proceso creativo. Al considerar la convergencia de los uniformes deportivos con nuestra vida cotidiana, la colección difumina la frontera que separa el deporte de rendimiento y la estética deportiva para dar una respuesta optimizada al verano en la ciudad.

Al examinar la individualidad de hombres y mujeres deportistas, las siluetas fundamentales revelan innovación en primera instancia y detalles que contrastan y refuerzan la tecnicidad. De los elegantes retratos de René Lacoste y su compañera de tenis Suzanne Lenglen en los locos años veinte hasta la documentación rítmica de Peter Sutherland y Philippe Bialobos de los mensajeros urbanos en bicicleta en la década de 2000, una repetición de tropas sartoriales y deportivas da como resultado tipologías híbridas y guiños sutiles a las subculturas deportivas. Trajes de shorts confeccionados en jersey piqué de neopreno, faldas plisadas de tenis con acabados engomados en tonos pastel y el polo Lacoste reinventado en malla estampada.

El estudio del color cambia la percepción y escapa de los colores de referencia para el deporte, poniendo énfasis en los tonos cálidos y brillantes como el escarlata, esmeralda, burdeos, naranja y amarillo ácido, combinados con la paleta clásica de Lacoste: el verde, el azul marino, el topo, el negro y el blanco óptico.

La transpirabilidad y aireación de las prendas son cualidades centrales de la colección. Se consiguen mediante paneles de malla con el logotipo estampado e inserciones para la aireación en maillots de ciclismo, pantalones cortos y camisetas de baloncesto, y con perforaciones ergonómicas, cortadas a mano con láser, en las chaquetas universitarias de neopreno. La innovación continua con las técnicas de tejidos de punto en vestidos de canalé completamente actuales y en conjuntos para correr que se unen a las nuevas versiones del ya icónico suéter de tenis de patchwork.

El nylon suave tipo paracaídas y los acabados brillantes acentúan los juegos de transparencia, uniéndose a las prendas exteriores de costuras invisibles con recubrimiento engomado y a los anoraks con cremalleras acabadas en Framis y cordones para una sensación de inmediatez y velocidad.

Los accesorios estudiados acentúan el estilo cosmopolita de la temporada, desde chanclas hechas en molde, llevadas con calcetines en Jacquard subidos hasta las rodillas, hasta gafas de sol de pantalla con cintas de neopreno, soportes para bidones y bandoleras atadas con hebillas. Las zapatillas con aperturas y cuerdas elásticas de bungee sustituyendo los cordones, subrayan el espíritu juvenil también con relojes digitales, llaveros de mosquetón en color pastel, viseras de tenis y la mítica gorra «Girolle» de 5 paneles de ala plana en jersey de neopreno.