Patry Jordán: "Puedo decir que trabajo y vivo de algo que me apasiona, que es poder ayudar a los demás"


La piloto española, María Herrera, Embajadora de "Valencia contra el cáncer", recauda fondos para luchar contra el cáncer de mama

TWIC

Octubre es el mes rosa, el mes de la lucha contra el cáncer de mama, el 19 de octubre, se celebró el Día Mundial contra el cáncer de mama.

Un día muy especial en el que María Herrera, piloto de MotoE y WSSP600 decide anunciar una nueva iniciativa para recaudar fondos contra este mal uniéndose a la iniciativa "Valencia contra el cáncer" que tendrá lugar el próximo 31 de octubre en la capital de Turia.

Una jornada en la que se espera que miles de participantes celebren una carrera de 5,6 kilómetros, una marcha y una patinada popular. 

María, por su parte, se convierte en Embajadora de la patinada, animando a participar en este evento en el que estará presente, siendo la persona encargada de la entrega de premios junto a las autoridades y patrocinadores del evento.

Los fondos recaudados se destinarán a la Asociación Española de Lucha contra el Cáncer de Valencia, cuya labor principal es la de trabajar unidos para educar en salud, apoyar y acompañar a las personas enfermas y sus familias, y financiar proyectos de investigación que permitan un mejor diagnóstico y tratamiento del cáncer.

El casco rosa...

Pero esta no es la única iniciativa solidaria a la que se suma María en su particular lucha contra el cáncer ya que es habitual verla portar un casco completamente rosa que se ha convertido en un símbolo de apoyo a la lucha contra el Cáncer de Mama, convirtiendo a la piloto española en una de las deportistas referentes.

Un casco rosa que ha lucido recientemente en la conocida "Notte Rosa" italiana, traspasando así todas las fronteras.

Encargada de abrir la pista para la prueba de la Copa de Europa Femenina, María lució el famoso casco rosa. Una versión especial del casco de Airoh dedicada al evento de la "Notte Rosa", pero con el mismo lema principal como bandera, la lucha contra el Cáncer de Mama que más tarde sortearía entre todos los asistentes al evento que participaron en esta particular rifa.

Horas más tarde, cuando las carreras del Gran Premio de la categoría de 300cc y 600cc finalizaron, fue la propia María la encargada de entregar el trofeo a Federico Caricasulo, ganador del Circuito de Misano, como madrina del evento.

Una exitosa "Notte Rosa" que logró recaudar 1.500 €, gracias a la rifa del casco entre los participantes en el evento, que se suman a esta particular lucha contra el Cáncer de Mama.