Patry Jordán: "Puedo decir que trabajo y vivo de algo que me apasiona, que es poder ayudar a los demás"


Juanlu Montoya: “La música es para compartirla con todo el mundo”

Mar Benítez / Periodista

Fotografías: Universal Studios Spain

La música y el carisma de Juanlu Montoya continúan llenando conciertos por todo el país y aseguran al sevillano un futuro prometedor.

Procedente de Utrera y de una familia con mucho arte, él no podía ser menos. “Soy una persona muy normal, sencilla y familiar”, se presenta Juanlu Montoya a Urbanitas Magazine. Y es que el talento no viene solo por la sangre -es nieto de Enrique Montoya y sobrino de Tate Montoya- sino que también es trabajador y comprometido con su profesión, y buscando siempre dejar huella en aquellos que escuchan sus canciones.

“Venir de la familia que tengo ha sido lo más importante para desarrollarme como artista. La música la he vivido de forma muy natural en casa, tampoco es que me haya llamado tanto la atención, nunca he tenido esa inquietud por la música, ha sido todo muy natural, fue surgiendo”, explica el utrerano. De forma autodidacta, Montoya comenzó a aprender todo sobre este arte y se convirtió en lo que es ahora. “He hecho las prácticas de la carrera, la parte práctica, no la teórica. Me falta el título”, comenta entre risas.

Distintos bares y discotecas vieron nacer a un joven artista que tenía muchas ganas de triunfar. En 2012 su primer disco vio la luz, ‘Con tus palabras’ convenció a los oyentes con canciones como ‘Alé’ o ‘Como tú me amas’. “Saqué dos discos que tuvieron repercusión, pero no la que están teniendo mis canciones actualmente. 2019 marcó un antes y un después en mi carrera. Ya saco la música más fríamente, pensando más en lo que le gusta a la gente, no tanto lo que me gusta a mi porqué lo que hago me encanta, pero no me encerraré en mi sonido”.

Sus creaciones, al igual que su manera de pensar, han ido cambiando: “Siguen siendo mis canciones, pero me he abierto a compartirlas con otros productores. Ha evolucionado la manera de producirla, me he actualizado con los tiempos, sonidos actuales. Antes estaba más en cosas sureñas, eran más complicadas que subieran. Ahora creo que con nuevas producciones y arriesgar un poco, están saliendo cosas más comerciales”.

Sin duda, algo especial acerca del cantante es su faceta de compositor: “Quiero que la gente se sienta identificada con mi música, con cada canción. Me gustaría provocar alegría y emoción en los que me escuchan”. El cantautor también confiesa que, al sentarse a escribir sus canciones, como inspiración se basa en “vivencias para después echarle imaginación”. 

Gracias a su trabajo y al respaldo de Universal, Juanlu Montoya ha ido sacando hits que ya son nacional e internacionalmente conocidos. Quizá el más emotivo sea ‘Alegras los días malos’, para muchos una de las canciones más sonadas en el confinamiento: “Fue muy bonito, llegaron mensajes que yo estaba llorando cuando los leía en el e-mail. Era una época en la que estábamos todos emocionados por lo que estaba pasando, esa canción ha sido por la que me han escrito cosas más bonitas”.

No se puede obviar ‘Arrebato de amor’, canción que cuenta además con versión carnaval, idea que surgió tras la propuesta de uno de los componentes del grupo ‘Chirigota del Canijo’: “Me dijo ‘esta canción quedaría preciosa’ y yo que no soy aficionado al carnaval, hay verdaderas obras de arte, pero no soy un gran aficionado, la sacamos y ha tenido mucha repercusión, ha llegado al millón y pico de visitas”. Otro tema que también ha alcanzado esa cifra es el videoclip de ‘La solución’, coronándose como la canción favorita del artista para muchos de sus fans, todo un himno que ha sido un punto de inflexión en su carrera.

Tampoco se queda atrás en redes sociales, donde noventa mil personas siguen ya al andaluz en Instagram: “Lo uso para promocionar mi música y para comunicar a la gente donde estoy, enseñar mis conciertos, un uso sobre todo profesional. También subo cosas personales, fotos con mi familia… como lo usa todo el mundo”. Juanlu broma con las ‘cientos de anécdotas’ que le pasan cada día en Internet: “Me pasan muchas cosas, me escribe muchísima gente, el otro día una chica me dijo ‘por favor me encantaría que vinieras a cantarme a la puerta de la iglesia el día de mi boda”.

Ha colaborado con cantantes como Moncho Chavea, y sabe que le quedan muchos proyectos pendientes: “Siempre se piensa en los grandes, en Alejandro Sanz, que es el más grande del pop ahora mismo, o en artistas de ese calibre. He sido aficionado a un cantante de boleros que se llama Moncho, de bolero catalán, falleció, pero me hubiera encantado hacer una colaboración con él”.

Un verano llenando plazas de toros y estadios de fútbol han supuesto un parón a la hora de componer: “He estado sin meterme en el estudio mucho tiempo, estoy retomándolo ahora, hay que seguir componiendo, no estoy acostumbrado a despegarme tanto tiempo del estudio”. Y es que, aunque la música sea su vida, a veces, como cualquier persona, necesita desconectar: “Voy a jugar al fútbol con mis amigos. Para disfrutar, juego con mis hijos, hago cosas normales”.

Hablar de Juanlu Montoya es hacerlo de su personalidad y actitud arrolladora: “Me escriben muchos mensajes de que les gusta como soy, siempre he sido así, toda la vida, no creo que cambie mi forma de ser. Hay que ser sencillo y uno mismo, porque la vida y el trabajo hay veces que te ponen arriba y otras abajo. Al final, todos somos iguales sin importar a lo que te dediques”.

Al preguntarle sobre qué le diría al Juanlu del pasado, lo tiene claro: “Musicalmente, que se actualizará un poquito produciendo, que no fuera tan cerrado. La música es para compartirla con todo el mundo. No me arrepiento de nada de lo que he hecho, estoy muy orgulloso de la carrera que llevo, sacrificada y pasito a pasito. Siempre he estado en contra de realities y programas de televisión, nunca he pesado presentarme a eso ni prestarme, siempre quise mi hacer mi carrera paso a paso y así es como la he conseguido”, reconoce.

A largo plazo, Montoya insiste en que “no se sabe dónde el destino nos va a llevar”. A corto, se propone “seguir trabajando y sacando canciones”, y es concluyente con sus sueños: “No tengo pretensión de cantar en el Wanda, no me muero por eso. Llevo todo el verano haciendo plazas de toros y campos de fútbol y así me siento muy feliz. Eso para mí, en un auditorio grande, es un logro. Soy feliz y si tengo que volver a cantar en discotecas no se me van a caer los anillos. Es de lo que vengo y lo que llevo siendo toda la vida. Estoy premiado con esto”.