¿Sabes las tendencias que veremos este otoño e invierno?


Moonlight Rituals, las colecciones más introspectivas, espirituales y sensoriales de 'Muy mucho'

MuyMucho

En otoño los hogares muy mucho se convierten en espacios donde buscar el equilibrio a través de rituales holísticos que nos hagan sentir en calma. Este otoño la firma apuesta por decorar y sentir el hogar teniendo en cuenta la influencia que ejerce cada una de las cuatro fases lunares sobre nosotros, aprovechando su energía para distintos propósitos.

Bajo el lema Moonlight rituals muy mucho presenta sus nuevas colecciones de otoño con las que busca convertir la casa en un verdadero hogar creando espacios que invitan a la relajación y la introspección. Colores y materiales naturales que conectan con la naturaleza y tejidos cálidos y suaves que nos hacen sentir confortables para cuidarnos más que nunca. Colecciones en las que destacan distintos rituales como el del té, cuidado personal, relajación, aromas… que, adaptados a cada una de las fases lunares, buscan aprovechar al máximo todos los beneficios de este astro.

¿Sabías que tanto los ciclos como las fases lunares afectan a nuestro comportamiento y estado de ánimo? Cada fase lunar tiene su propia energía, por lo que conocer cada una de ellas y potenciarlas a través de los rituales que propone muy mucho nos ayudará a multiplicar sus efectos, obtener el máximo de sus beneficios y conseguir equilibrio entre cuerpo y mente.

La luna y su influencia

Con la Luna Nueva llega el momento de empezar algo nuevo o de decir adiós a situaciones que ya no van con nosotros para comenzar un camino distinto. Es la fase lunar ideal para la calma y la introspección, para ordenar ideas y propósitos ¡y para hacer borrón y cuenta nueva!

En este momento, la meditación nos ayudará a plantear estas nuevas intenciones o metas.  Tras hacerlo, muy mucho nos recomienda anotar en una libreta nuestros deseos para esta Luna Nueva y empezar a trabajar en ellos.

Para potenciar sus beneficios, la selección de productos muy mucho para el ‘ritual relajación’ es perfecta para crear ambientes donde poder relajarse y pensar con claridad. Podemos utilizar cojines y colchonetas de suelo para crear ambientes chillout, decorar paredes y muebles con cuadros de inspiración zen, o iluminar la estancia con la luz tenue de los faroles.

Tras la depuración de la Luna Nueva llega la Luna Creciente, la fase idónea para enfocarse en nuevos proyectos y metas, así como el momento de darle forma a todo aquello que queramos que “crezca” gracias a la energía de crecimiento que trae consigo esta fase.

La selección de productos de muy mucho para el ‘ritual del té’ conseguirá crear espacios en armonía con la naturaleza, donde empezar a organizar esas nuevas metas y proyectos que planteamos en la Luna Nueva.

Una buena forma de trabajar para llegar a la Luna Llena con aquello que realmente queremos y nos hace bien, es empezar desprendiéndonos de aquello que no funciona y deshacernos de todo lo que no nos hace falta.

La Luna Llena es la fase más importante de todo el ciclo lunar. Con ella llega el momento más energético, ¡y lo notaremos en las ganas de comernos el mundo! Es el momento más propicio para intensificar y atraer aquello que necesitamos, de pensar en grande y pasar a la acción.

La propuesta de muy mucho para aprovechar la energía de esta fase lunar es disfrutar de un ‘ritual de cuidado personal’, ya que es el momento más favorable para relajarse, encender velas e inciensos y dedicarnos tiempo a nosotros mismos. Este ritual nos ayudará a aprovechar toda esta carga energética para focalizarla en lo que está por venir.

Cuarto Menguante es la fase más introspectiva de todas y nos invita a la reflexión. Es momento de deshacernos de aquello innecesario y liberarnos de lo que nos reste felicidad, ¡fin de ciclo!

Para potenciar sus beneficios muy mucho nos propone hacer esta reflexión a través de alguna actividad que nos relaje y nos ayude a conectar con nosotros mismos. En este momento, los aromas se convertirán en nuestros aliados para crear un ambiente relajante, como por ejemplo el aroma a palo santo. ¡Crea tu propio ‘ritual aromático’!