'Digital Tribal', una propuesta de Bershka para esta temporada


K-Beauty: Los secretos de la cosmética coreana

Olga Juárez Periodista

En los últimos años Corea se ha convertido en todo un referente en relación con los cuidados personales. Sus incansables investigaciones y sus consejos milenarios han calado en todo el mundo. Desde lucir una buena cara sin necesidad de maquillaje, hasta reducir el estrés mediante acupresión, son algunos de los beneficios que aporta la belleza coreana.

El término k-beauty (Korean-beauty)  se usa para clasificar los productos  de origen coreano, enfocados en la belleza y el cuidado de la piel. Esta expresión no solo engloba los productos cosméticos de origen coreano,  sino también una rutina de cuidado meticulosa, compuesta de 10 pasos con una meta clara: obtener una piel equilibrada, hidratada y saludable. 

La rutina coreana se sustenta sobre una filosofía histórica, tiene registros desde el año 8000 a.C., ya en el año 918 los cosméticos coreanos incluían lociones con extractos vegetales, polvos de arroz y aceites esenciales. Para los orientales la piel es sinónimo de salud, por ello, hacen todo lo posible para mantener y conseguir una piel cuidada. 

10 pasos de la rutina coreana

Limpiador a base de aceite: aplicar sobre la piel con un suave masaje, para retirar el maquillaje y la suciedad. Para terminar este primer paso, es conveniente enjuagar la cara con abundante agua.

Limpiador a base de agua: con el rostro húmedo, se debe extender el producto (adecuado a cada tipo de piel) con un suave masaje. Seguidamente, se retira con agua tibia. 

Exfoliante: se debe utilizar 1 o 2 veces a la semana, los dermatólogos recomiendan los exfoliantes químicos, ya que son más eficientes y  producen beneficios adicionales, como puede ser la hidratación y disminuye la hiperpigmentación. En cambio, los exfoliantes físicos son más agresivos para el rostro.  

Tónico: es una fase muy importante de la rutina coreana, este producto protege y equilibra el pH de la piel. 

Sheet mask: le toca el turno a las mascarillas, pueden ser de fibras o algodón. En el mercado podemos encontrar diferentes tipos según las necesidades de la piel: hidratantes, iluminadoras, calmantes, anti age...

Esencia: se caracteriza por  su densidad ligera, está a medio camino entre tónico y sérum. Se absorbe y penetra rápidamente, aumentando la hidratación interna de la piel. 

Sérum: es un producto concentrado que permite tratar dermatológicamente problemas concretos, es decir, manchas, arrugas, sequedad, ect. 

Contorno de ojos: esta zona es muy delicada, y requiere de un tratamiento específico que prevenga las arrugas, y que le proporcione luminosidad e hidratación. Este producto se debe masajear con los dedos, hasta llegar a  la absorción final. 

Hidratante: con ella se puede conseguir mayor hidratación en el rostro, y además se evita la evaporación de los tratamientos anteriores. 

Protector solar: por último, la estrella de la corona, la protección para evitar que los rayos del sol penetren en el rostro. La rutina coreana recomienda apostar por aquellos que tienen una textura ligera, y un índice de protección SPF de 30 o más. 

Las claves del éxito de la cosmética coreana son 3: 

  • Ingredientes naturales
  • Rutina de belleza enfocada a la prevención
  • Precios asequibles

Debemos destacar que casi el 60% de los coreanos tiene la piel sensible, por este motivo, la industria cosmética basa sus productos en ingredientes seguros para cualquier tipo de piel. En general son ingredientes naturales o derivados, que se han usado de forma tradicional en la medicina oriental y que tienen propiedades curativas para la piel. Como puede ser la centella asiática, que aporta alivio y refuerza la barrera cutánea de la piel, el bambú que contiene extractor antioxidantes,  el té verde que actúa como protector de los agentes agresivos externos, o el ginseng como antioxidante y antiedad. 

Por otro lado, la rutina coreana de belleza se basa en la prevención, un cuidado delicado de la piel para evitar la aparición de imperfecciones, y a la par disimularlas con un maquillaje muy sutil y natural. Además, la producción coreana es extremadamente competitiva, todas las marcas quieren ofrecen los productos más atractivos, con la mejor calidad posible, y con precios al alcance de cualquier bolsillo.


Klairs

Esta firma es vegana, cruelty-free y eco-friendly, ideal para las pieles sensibles, ya que no contiene alcohol, fragancias, colorantes o parabenos. Es una marca perfecta para buscar productos básicos, como pueden ser hidrantes o limpiadores. Entre sus productos destaca su sérum con vitamina c (22,71€), el supple preparation facial toner (21,22 euros) y el supple preparation unscented facial toner (20,89 euros).


Skin79

Nos encontramos frente una firma de cosmética low cost pero con un alto rendimiento, como si de lujo se tratase. Sus productos cosméticos se fabrican con ingredientes naturales y orgánicos, sus beneficios vegetales aportan una pureza segura a la piel.  Entre sus productos más destacados está su BB cream (26,45€).


Etude House

Considerada la marca más cute de Corea, pretende acabar con los tópicos en cosmética, la calidad no se basa en el precio, sino en los ingredientes. Sus productos se componen de 4 conceptos claros: alta calidad, precios competitivos, y diseños realmente adorables con una amplia gama de colores y productos. Descubre sus tónicos libres de parabenos especiales para pieles sensibles (13,99€). 

Innisfree

Esta marca es icónica en Corea por su inversión en los recursos naturales, además produce de forma eficiente cuidando el medio ambiente. Entre los ingredientes más utilizados por la firma encontramos, por ejemplo, el anteriormente nombrado té verde orgánico, minerales volcánicos, orquídeos o agua de lava del mar. Entre sus best-seller podemos encontrar el sérum hidrante (27,99€), el bálsamo cica con semillas de achiote (25,99€), o la mousse limpiadora (22,99€).

Huangjisoo

Es una marca vegana que cree firmemente en el poder de la naturaleza, por ello, combina la tecnología más innovadora con una gran variedad de ingredientes naturales. Aunque destacan por su jugosidad no son productos grasos, entre sus destacados se encuentran los limpiadores pure perfect (32,00€), y pure daily (22,99€).