Patry Jordán: "Puedo decir que trabajo y vivo de algo que me apasiona, que es poder ayudar a los demás"


Celia Castro nos propone deliciosas y sencillas recetas para llevar al trabajo con las que encima ahorrarás dinero y tiempo

TWIC

Ha llegado el momento... Nos despedimos de la jornada intensiva de verano para dar la bienvenida a un nuevo horario laboral que, en la mayoría de los casos, implica comer en la oficina. Un auténtico quebradero de cabeza para muchos trabajadores.

Celia Castro (@yopuedotupuedes__) experta en crear recetas para sonreír quiere que este camino sea menos arduo y por eso propone una serie de recetas sencillas, rápidas, deliciosas e ideales, con la que ahorrarás dinero, para llevar en el tupper de lunes a viernes.

Pasta integral con salsa de aguacate y huevo poché 

Para comenzar por este recorrido semanal de la gastronomía laboral, Celia apuesta por un plato de pasta que combina con fruta (aguacate) y uno de los productos más habituales en nuestra alimentación, el huevo.

Ingredientes:

  • 400g de pasta
  • 3 aguacates maduros
  • 1 puñado de albahaca fresca
  • El zumo de medio limón
  • 4 cucharas de aceite de oliva (si es virgen extra, mucho mejor)
  • 1 diente de ajo
  • Piñones al gusto
  • 40g de queso
  • Sal
  • 1 huevo por cada ración
  • 1 cucharada de vinagre

Elaboración:

La elaboración no puede ser más sencilla... Solo hay que agregar todos los ingredientes (menos la pasta y los huevos) a un procesador de alimentos mezclando hasta que se integren, probando y corrigiendo la sal o incluso el limón al gusto.

Paralelamente cocer la pasta según las indicaciones del fabricante para, una vez escurrida, mezclar con la salsa de aguacate y coronar con el huevo poché .

Para elaborar el huevo poché cascamos el huevo en un bol, lo añadimos en un colador para quitarle el agua. Ponemos un bol a calentar para que el agua esté caliente pero no hierva. Agregamos una cucharada de vinagre, creando un molinillo y en el centro vertimos el huevo, dejándolo durante tres minutos en el líquido.

Muslitos de pollo en salsa

Otro clásico en la gastronomía española, el pollo. Un alimento que desde AESAN, y según las Recomendaciones Dietéticas, aconsejan consumir entre dos y cuatro veces por semana.

Ingredientes:

  • 1 kilo de muslos de pollo (o pollo troceado)
  • 10 dientes de ajo 
  • 250 ml de vino de Jerez o vino blanco 
  • El zumo de medio limón 
  • 1 hoja de laurel 
  • 60 ml de aceite de oliva (si es virgen extra mejor) 
  • Sal 
  • Pimienta molida 
  • Perejil (para decorar)

Elaboración:

Para un resultado de foto necesitamos una olla donde agregar el AOVE y los ajos (sin pelar) cocinándolo a temperatura baja para que se caramelicen. Conseguido el efecto, extraemos y reservamos para verter en el mismo recipiente el pollo salpimentado y cocinarlo durante 20 minutos, hasta que estén tiernos y dorados.

A continuación retiramos el aceite y agregamos los ajos, el limón, el vino y cocinamos 10 minutos para que el vino reduzca, y ya tenemos un plato listo para servir.

Arroz con costilla ibérica y verdura

Una dieta equilibrada incluye la ingesta de arroz y pasta entre dos y tres veces por semana, con lo que, junto a la primera de las recetas, estaríamos ya cubiertos.

Ingredientes:

  • 250gr de arroz 
  • 350 gr de costilla de cerdo ibérico 
  • Aceite de Oliva (si es virgen extra mejor)
  • 100gr de brócoli 
  • 1 pimiento rojo 
  • 1 pimiento verde 
  • 1 cebolla dulce 
  • 4 tomates maduros 
  • 1 cucharada de azafrán 
  • Perejil 
  • 700 ml de agua o caldo de verdura 
  • Sal 
  • Pimienta

Elaboración:

En una paellera calentar un poco de aceite de oliva para añadir las costillas salpimentadas y dorarlas por cada lado. Retirarlas y en el mismo aceite pochar durante cinco minutos la cebolla y el diente de ajo picados para después añadir y los pimientos troceados, dejando que se cocinen.

Una vez obtenida la textura deseada, añadir la carne, el azafrán y el arroz y dorar durante 10 minutos. Pasado este tiempo incluir el caldo.

Añadimos el brócoli, repartido por la superficie del arroz, y después de 8 minutos apagamos el fuego, tapando el arroz.

Albóndigas de pollo con salsa cremosa de zanahoria

Deliciosa forma de hacer albóndigas, cambiando la carne de cerdo o ternera por la de pollo, menos grasa, combinándola con producto de la huerta.

Ingredientes para la salsa:

  • Aceite de Oliva (si es virgen extra, mejor)
  • 1 cebolla y media
  • 4 zanahorias 
  • 2 dientes de ajo 
  • 400 ml de caldo de verdura 
  • 1 vaso de vino blanco  
  • Pimienta al gusto 
  • Un pellizco de sal 
  • 2 cucharadas de curry⠀ 

Elaboración de la salsa:

Se añade un chorrito de AOVE en la sartén, con los ajos y la cebolla picada, cocinándolo durante dos minutos para agregar la zanahoria picada, la sal y la pimienta. Una vez esté blandito el contenido se añade el vino blanco, durante cinco minutos para que se evapore, y agregamos el caldo de verduras y el curry cocinando durante dos minutos. Trituramos hasta conseguir la salsa.

Ingredientes para las albóndigas:

  • Aceite de Oliva (si es virgen extra, mejor) 
  • 1 cebolla dulce 
  • 400g de carne de pollo 
  • Perejil al gusto 
  • Especias (orégano, albahaca...) 
  • 1 huevo 
  • 4 cucharadas de pan rallado
  • 2 cucharadas de harina 
  • Sal 
  • Pimienta

Elaboración:

En un recipiente se añade la carne del pollo con perejil y la cebolla muy picada, el huevo, sal, pimiento, especias y se mezcla, dejando reposar 30 minutos para que la carne coja sabor.

Agregamos pan rallado y formamos bolitas que pasamos por harina para hacer en una sartén vuelta y vuelta con un poco de AOVE.

Una vez terminadas, se agrega la salsa.

Falafel al horno

El toque internacional y el aporte de legumbre que nuestro cuerpo necesita, llega con esta propuesta muy típica de Oriente Medio.

Ingredientes:

  • 400g de garbazos cocidos 
  • 120g de espinacas cocidas 
  • 2 cucharadas de perefil fresco 
  • 2 cucharadas de pimentón dulce 
  • 2 cucharadas de cilantro 
  • El zumo de medio limón 
  • 1 cucharada de cebolla en polvo 
  • 1 cebolla dulce 
  • 1 taza de harina de avena

Elaboración:

Pica mucho la cebolla y sofríe en una sartén con un poco de aceite. Entretanto, escurre los garbanzos cocidos y las espinacas, para rehogar en la sartén.

Vierte en el procesador los garbanzos, las espinacas, el perejil, el zumo del limón y tritura hasta conseguir una textura espesa.

Para finalizar agrega el contenido en un bol y añade las especias, la sal y la harina de avena, dejándolo reposar 30 minutos en la nevera. Si la masa está húmeda añade un poco más de harina de avena.

Pasada la media hora forma las bolitas y coloca en una bandeja de horno con papel para hornear pintado con un poco de AOVE y hornea los falafel durante 35-40 minutos, dale la vuelta cuando hayan pasado 20 minutos y déjalos reposar para servir con tu salsa favorita.