Patry Jordán: "Puedo decir que trabajo y vivo de algo que me apasiona, que es poder ayudar a los demás"


Andorra Park ofrece un otoño lleno de posibilidades


Andorra Park 

Otoño se convierte una vez más la mejor época del año para disfrutar del Principado de Andorra de forma tranquila y relajada, y desde Andorra Park Hotel es posible visitar los muchos atractivos turísticos que ofrece el país vecino justo antes del inicio de la temporada de esquí.

Asimismo, esta estación es ideal para practicar senderismo y disfrutar de la alta montaña, ya que todavía no han caído los primeros copos de nieve, y la paleta de colores que ofrece el paisaje es sencillamente espectacular. Uno de los lugares desde los que es posible disfrutar de esa gama cromática es el recientemente inaugurado mirador solar de Tristaina, una plataforma anular en suspensión de 25 metros de diámetro ubicada en la cumbre del Peyreguils, a 2.701 metros de altitud, que permite observar de manera privilegiada los lagos del mismo nombre y el valle de Ordino. Para acceder a dicho enclave, tan solo hay que tomar el telecabina de Tristaina y el telesilla de Creussans, que dejan al visitante a pocos metros del mirador.

Ya en la ciudad, el Museo Carmen Thyssen Andorra, situado en la parroquia de Escaldes-Engordany, permite visitar la exposición “Talentos con denominación de origen” hasta el próximo 9 de enero. Conformada por una selección de pinturas de la Colección de Arte de Crèdit Andorrà y algunas obras de la Colección Carmen Thyssen-Bornemisza, cubre el trabajo de los artistas catalanes de finales del siglo XIX y principios del XX, pintores que siguieron la misma formación o crearon sus propias escuelas. 

El otoño acoge este año también la XV edición de Andorra a Taula, que se celebrará entre los días 30 de octubre y 28 de noviembre, y contará un año más con la participación de Andorra Park Hotel a través de un menú especial. Por su parte, la ciudad organiza de nuevo este 2021 el Andorra Shopping Festival, una oportunidad única de dejarse llevar en las boutiques y tiendas de la ciudad con una programación especial. 

Un tratamiento especial Cuerpo esculpido con café verde en la zona wellness de Andorra Park Hotel servirá para poner el broche de oro a la jornada; un masaje linfático que combina las propiedades del café verde, el chile y el pomelo, para mejorar la circulación y ayuda a sentir la piel tersa y lisa. Este es solo un ejemplo de la amplia carta de tratamientos y masajes faciales y corporales de la firma de cosmética natural inglesa The Organic Pharmacy en el hotel. Una piscina climatizada desde la que disfrutar del paisaje pirenaico, un gimnasio con sala de fitness y sala de yoga, y pistas de pádel, completan las instalaciones de uno de los hoteles de referencia en la capital del Principado.

La Pérgola es la principal propuesta de restauración del hotel, donde el jefe de cocina, Marc Mora, presenta una oferta gastronómica que reinterpreta la tradición culinaria andorrana de forma creativa y con propuestas basadas en la calidad de los productos tanto de Andorra como de España y Francia. El restaurante, ubicado en los jardines del hotel, cuenta en su nueva carta de otoño con platos exquisitos como Bimi a la brasa con crema inglesa de trufa y tierra de café, Crema tibia de tomate cherry confitado y milhojas de berenjena y mozzarella, Rissotto clásico de setas con costilla de cerdo ibérico cocinado a baja temperatura o Tarta tatín inversa de piña con cremoso de mascarpone y tierra de trufa. Para acompañar, la bodega del hotel, a cargo de su sumiller y jefe de sala Ramón Cabiscol, recoge más de 300 referencias de Andorra, Francia, España y otras grandes regiones vinícolas.  

A esta opción hay que sumarle la apertura del Library Bar, situado en el interior del hotel, y en el que es posible disfrutar de una amplia carta de tés y otras bebidas, las cuales pueden ser perfectamente acompañadas por una pequeña selección de propuestas de picoteo.

Rodeado de 15.000 m2 de jardines, el hotel cuenta con distintas categorías de suite, además de habitaciones dúplex, todas con terraza privada, gran amplitud, mucha luz natural e increíbles vistas del entorno y los Pirineos. Cada una de las estancias ofrece las máximas comodidades como camas king size, carta de almohadas, amenities de la marca de cosmética natural The Organic Pharmacy.

Andorra Park Hotel abrió sus puertas por primera vez a finales de agosto de 1957, en lo que hoy es el chalet, el edificio histórico del complejo, a las afueras de Andorra la Vella. En aquel momento contaba con 15 habitaciones, restaurante, pista de baile, jardines y la reconocible piscina tallada en la roca, una de las primeras en la zona. Unas instalaciones que fueron ampliadas con un nuevo edificio y el resto de espacios que pueden verse hoy con el cambio de milenio. Lo que también ha permanecido, desde los orígenes del pequeño hotel de la montaña, es la vocación de ser un hotel de lujo para una clientela selecta con la que nació, habiendo acogido a grandes representantes políticos, culturales y sociales a lo largo de estos más de 60 años.