¿Sabes las tendencias que veremos este otoño e invierno?


Tottori celebra con interesantes propuestas el 'Día de la Comida Cruda'


Ríos & Toth / Laura González 

El 28 de agosto se apagan los fogones, se abandonan los hornos y la leña no se prende, pero la alta cocina se mantiene. El último sábado de agosto se celebra el Día Internacional de la Comida Cruda, una jornada muy significativa para Sushi Bar Tottori, que va a festejarla con la propuesta de diferentes platos de comida cruda, todos ellos basados en la excelencia del producto y en el cuidado de selección en cada uno de sus procesos. 

La recomendación para conmemorar este día, que consta de cuatro platos diferentes, se alza como referente de calidad, destacando la maestría en el corte del producto y la excelencia en la presentación de los emplatados. El restaurante, ubicado en el corazón del barrio de Salamanca, en la calle Lagasca número 67, ofrece Sashimi de Wagyu, Usuzukuri de lubina, Gunkan de toro con wasabi natural, Carpaccio de carabinero en dos pases y cortes de Sashimi variado, en los que los productos escogidos son bogavante azul, salmón, atún, pez mantequilla, ventresca y vieira.  

Entre las opciones de la carta para el Día Internacional de la Comida Cruda destaca el Sashimi de Wagyu, una carne japonesa que está considerada como una de las mejores del mundo, por su sabor y su calidad, que se consiguen gracias al cuidado de esta raza bovina. La dieta del animal, fundamentada en arroz, maíz y una variedad de tubérculos y cereales, hace que genere grandes cantidades de grasa en sus fibras musculares, garantizando así la jugosidad, el sabor y la textura, cualidades que disfrutan los comensales en las mesas de Sushi Bar Tottori. Además, el Carpaccio de carabinero se alza como uno de los manjares habituales en la carta de Tottori. Se trata de un plato de carne cruda hecho con este sabroso crustáceo, donde destaca la potencia de su pronunciado sabor, que se potencia en paladar. 

El alma de este sushi bar se ha aupado, pocos meses después de su apertura, como el restaurante referente de alta cocina japonesa en Madrid, transportando al comensal a Tottori, la ciudad costera que le da nombre, situada en la isla de Honshu, donde el mar, la montaña y las dunas se unen dando lugar a un enclave único. Lo ha conseguido gracias a su exclusiva propuesta gastronómica diseñada en base a la herencia de Takahashi, caracterizada por una exquisita selección de materias primas de la mejor calidad que permite mantener los sabores y la pureza de los pescados, esencia que se mantiene en la propuesta para el Día Internacional de la Comida Cruda, y que se extiende a lo largo del tiempo, pues los platos ofrecidos para esta fecha estarán disponibles en la carta habitual de Tottori. Entre la variedad de cortes que existen para el pescado crudo en la gastronomía japonesa, despunta la técnica conocida como Usuzukuri, que se basa en la precisión a la hora de ejecutarlo y que, una vez en el plato, destaca por la delicadeza de cada pieza. Por ello, no puede falta el Usuzukuri de lubina, uno de los manjares de Sushi Bar Tottori 

La creadora del concepto de Tottori es María Li Bao, empresaria hostelera avalada por el éxito de sus proyectos anteriores con Grupo China Crown. El alma emprendedora de Bao le lleva a continuar con su mayor propósito cuando pone en marcha un nuevo restaurante: sumergir al comensal en la cultura asiática a través de los sabores más auténticos de cada una de sus regiones. 

La propia María Li Bao ha sido la encargada del exclusivo diseño de Tottori, donde destacan las lujosas telas japonesas elaboradas con hilo de oro, la impactante lámpara que abarca prácticamente todo el techo del establecimiento y la madera de Iroko utilizada en suelo y mobiliario. Para Tottori, María Li Bao ha querido rodearse de los mejores expertos. Así, las cocinas de este nuevo sushi-bar están lideradas por un equipo de cocineros que han viajado desde la ciudad de Tottori, en Japón, hasta Madrid. Este equipo es el encargado de confeccionar cada una de las propuestas que se pueden degustar tanto en el propio restaurante como en su servicio delivery y take away, disponible a través de su web, y que permite disfrutar de una auténtica experiencia gastronómica nipona en casa.