¿Sabes las tendencias que veremos este otoño e invierno?


Carmen Laffón viste la etiqueta de 'Barbadillo' con motivo de su bicentenario


Barbadillo / Laura González 

El icónico vino Castillo de San Diego, conocido simplemente como Barbadillo, pone a disposición de sus consumidores una edición muy especial de tan solo 1.000 botellas con motivo del 200 aniversario de la bodega.

La pintora y escultora figurativa sevillana, Académica de la Real Academia de Artes de San Fernando de Madrid, ha cedido una de sus obras realizada a carboncillo. Esta obra se refleja en la etiqueta con la finalidad de “vestir” la botella en el año de la conmemoración del bicentenario de la bodega sanluqueña.

Al alcance de muy pocos

Esta edición limitada estará al alcance de muy pocos, ya que tan solo se elaborarán 1.000 botellas que contendrán la obra con la etiqueta dibujada por la artista en su residencia de La Jara frente al Coto de Doñana, en la localidad donde se elaboran los vinos y manzanillas de bodegas Barbadillo.

El collarín de la botella se inspira en la presentación de los primeros años de Castillo de San Diego, en el que se contaba el origen de dicho vino con la siguiente frase: “1883 es el año en el que, por primera vez, aparece recogido en nuestros archivos bajo el nombre, vino Blanco del Castillo, el vino que se elaboraba cada vendimia. En 1975, lo embotellamos por primera vez,  bajo la marca Castillo de San Diego.”

Se trata de una forma distinta de disfrutar de uno de los más icónicos y distintivos vinos de Andalucía, contemplando, a la vez,  la etiqueta de una de las grandes pintoras españolas reconocidas por su depuración estilística y su gran intensidad estética. Todo ello en un estuche personalizado, que le hace poder ser uno de los regalos más originales y cuidados de esta temporada.

Bodegas Barbadillo agradece a Carmen Laffón este obsequio que la bodega  pone a disposición del público en forma de etiqueta en una edición limitada para coleccionistas y aquellos amantes del vino que quieran maridar este Castillo de San Diego con una gran pintura que nos muestra la viña y la naturaleza en pleno esplendor.