¿Sabes las tendencias que veremos este otoño e invierno?


Bodega Otazu: el lugar donde deben perderse los que aman el vino y el arte


Bodega Otazu / Laura González

Ubicada a tan sólo 8 km de Pamplona, Bodega Otazu se posiciona como un destino idílico para los amantes del enoturismo y del arte. La reconocida bodega ofrece una experiencia artística y enológica a través de un recorrido donde el arte contemporáneo, la cultura enológica, la naturaleza y el patrimonio histórico convierten la experiencia Otazu en algo único. 

Sus 116 hectáreas invitan a descubrir su novedosa gama de vinos que permiten al visitante disfrutar del intenso sabor escondido en los toneles de las maderas selectas de su sala de barricas subterránea, conocida como la Catedral del Vino. Para Bodega Otazu el turismo enológico es una parte fundamental de su forma de entender el vino: como un catalizador de emociones cuya única finalidad es ser disfrutado y compartido. Bodega Otazu ofrece unas actividades únicas para que sus visitantes se deleiten a través de los cinco sentidos de una experiencia artística y enológica.

Así, y definidos como ‘catalizadores de emociones’ con el propósito de compartir y disfrutar, Bodega Otazu propone un concepto que engloba arte, cultura, historia, naturaleza y amor por la tierra del vino: el terroir. La temporada de otoño es uno de los mejores momentos para el enoturismo. Acompañado de los intensos colores que caracterizan a esta estación y del paisaje que tiñe la uva, se brinda la oportunidad de estrechar lazos con la tierra a sus visitantes, donde podrán participar, degustar y apreciar los procesos de elaboración de sus vinos tintos.

Bodega Otazu ofrece dos experiencias enoturísticas que pueden adquirirse a través de su propia tienda en Amazon: un recorrido de 120 minutos por la bodega con la Visita ‘Pago de Otazu’ (79,90€/dos personas) que incluye espacios de arte contemporáneo de la Fundación Otazu, galardonada con el Premio ‘A’ al Coleccionismo 2020, que otorga la Fundación ARCO. Además, a lo largo de este recorrido, se muestran instalaciones entre las que destaca la 'Catedral del Vino’, la sala de elaboración y cementerio del vino. Esta visita finaliza con una cata-maridaje de tres vinos acompañados cada uno de ellos por un pintxo.

La otra experiencia de 150 minutos de duración es la Visita ‘Señorío de Otazu’ (99,90€/dos personas) que incluye un paseo por el histórico Señorío de Otazu de la Edad Media. A lo largo de este recorrido se podrá visitar la iglesia románica del siglo XII, una torre palomar del siglo XIV y el palacio del siglo XVI. Asimismo, podrán disfrutar de las obras de arte expuestas en sus jardines, algunas de ellas concebidas exclusivamente para la Bodega. Un recorrido único que finaliza con una cata-maridaje de tres vinos, maridado cada uno con un pintxo. 

Otras experiencias que Bodega Otazu ofrece son la experiencia de la vendimia (septiembre-octubre), durante la cual los visitantes podrán hacer su propia vendimia guiado por las explicaciones de sus expertos y entender la particularidad de sus viñedos calificados como D.O.P. Pago de Otazu, así como vivir la tradición vinícola de las tierras de Otazu, que se remonta al siglo XII.  En esta actividad recogerán a mano la uva y elaborarán su propio mosto. Pero sin duda alguna, la actividad más divertida es “Juega a ser enólogo” donde los visitantes pondrán a prueba sus conocimientos sobre vino y además podrán elaborar el suyo propio.

Uno de los mayores reclamos para los visitantes de Bodega Otazu se encuentra en Fundación Otazu, galardonada con el Premio ‘A’ al Coleccionismo 2020, que otorga la Fundación ARCO. La visita reúne una colección permanente y temporal con alrededor de 700 obras de artistas reconocidos nacional e internacionalmente como Manolo Valdés, Antoni Tàpies, Millares, Ai Weiwei, Anish Kapoor, Héctor Zamora o Asier Mendizábal, entre otros. De entre las obras más destacadas de la Colección Otazu, sorprenden ‘El color de nuestras vidas’ de Alfredo Jaar y ‘Obtusa’ de Rafael Barrios, dos obras estrella seleccionadas por representar momentos importantes en la vida, así como por ser referentes en el arte contemporáneo internacional.

Bodega Otazu organiza estas experiencias enológicas con todas las medidas de seguridad coincidiendo con la mejor época para el enoturismo. Actualmente y siguiendo los últimos anuncios de medidas frente a la COVID-19, el número máximo de personas que pueden participar en una visita es de dieciocho por grupo. Una visita que aúna vino, tradición y arte, y que permite a sus visitantes descubrir el mundo del vino en sus 116 hectáreas de viñedo acompañado de la belleza y la singularidad de las obras de la Fundación Otazu.