Patry Jordán: "Puedo decir que trabajo y vivo de algo que me apasiona, que es poder ayudar a los demás"


La Parrilla de Arganda adapta su oferta gastronómica e instalaciones al verano

Rios&Toth / Laura González

Las alteraciones en el estilo de vida que implica la llegada de la época estival pueden trastocar los hábitos saludables cultivados durante los meses de invierno. No solo está en riesgo un aumento de peso sino que una mala alimentación incrementa la exposición a las patologías cardiovasculares. Los expertos recomiendan apostar durante esta época del año por alimentos frescos y de alta calidad. Concienciado con el bienestar de sus comensales, La Parrilla de Arganda modifica su menú ofreciendo una amplia variedad de platos refrescantes preparados con ingredientes de calidad superior. 

Para la elaboración de platos como los chipirones de anzuelo a la parrilla con cebolla caramelizada, el arroz marinero o el rodaballo salvaje a las brasas el equipo de cocina de La Parrilla de Arganda utiliza pescados traídos, diariamente, de los puertos gallegos de Vigo y de Laxe. Esta premisa de calidad se plasma también en las carnes. Los productos empleados para la preparación del rabo de toro estofado a la antigua, las chuletas de lechal a la plancha o el solomillo de vaca se obtienen de pequeñas explotaciones ganaderas del norte de León y de Galicia implicadas con la sostenibilidad y comprometidas con el cuidado de los animales.

Para conseguir una mayor excepcionalidad en las elaboraciones, La Parrilla de Arganda utiliza únicamente producto de soberbia calidad. Esto lo consiguen gracias a su huerta propia. Enclavada en la nombrada Huerta de Tajuña, en el término de Orusco de Tajuña, se encuentra la huerta de la que obtienen la mayoría de sus verduras y hortalizas que se consumen en el restaurante. De su propia huerta obtienen también los huevos de campo gracias a las 50 gallinas que se encuentran en este espacio. Estas viven en semilibertad y disfrutan de una alimentación totalmente natural que aporta a los huevos que se obtienen de ellas un sabor y color singulares. 

Los tomates, pepinos, pimientos, cebollas, calabacines, etc. de la huerta cobran especial protagonismo para la elaboración de ensaladas, destacando la de de perdiz escabechada en frío. Destacan las verduras a la parrilla -con platos como la parrilla de verduras naturales a la brasa, los espárragos verdes a la parrilla de carbón y pimientos rojos de la huerta asados a la brasa con ventresca-, como alternativa para poder disfrutar de la especialidad de la casa que da nombre al restaurante. La Parrilla de Arganda ofrece también a sus clientes sugerencias del día fuera de carta como escabeches de pescados clásicos y mariscos a la parrilla. 

Abogando por el bienestar y confort de sus comensales, La Parrilla de Arganda adapta las instalaciones de su establecimiento a la llegada del verano utilizando la espaciosa terraza al aire libre con vaporizadores de agua para refrescar el ambiente. El salón climatizado y ventilado con todas las medidas de seguridad y distancias requeridas por la situación actual supone también una opción ideal para los calurosos almuerzos.