¿Sabes las tendencias que veremos este otoño e invierno?


Coca Cola ya fabrica el 50% de sus envases con PET reciclado


Coca Cola / Comunicado / Laura González 

Coca‑Cola sigue dando pasos hacia los envases sostenibles del futuro: cada vez con más material reciclado y menos contaminantes. Y es que los envases de sus bebidas no carbonatadas y zumos ya se fabrican con un 50% de rPET (PET reciclado) en España y Portugal. Esto incluye las botellas de Aquarius, Nestea, Powerade y Minute Maid, que en nuestro país representan el 55% de la categoría de bebidas sin gas. 

De esta forma, Coca‑Cola avanza en el camino por lograr un mundo sin residuos y en la reducción de sus emisiones, contribuyendo así a su objetivo de alcanzar la neutralidad de carbono en 2040. 

Coca‑Cola se esfuerza desde hace años en reducir sustancialmente el uso de plástico virgen en la fabricación de sus envases, lo que pasa en muchos casos por aumentar la cantidad de material reciclado. En ese sentido, este avance significará un ahorro anual de 2.000 toneladas de plástico virgen, dejando de emitir 240 toneladas de CO2 en España y Portugal.

El objetivo es continuar con estos esfuerzos y alcanzar el 100% de rPET en todas las botellas de plástico del porfolio de Coca‑Cola en España en la próxima década, lo que supondría evitar el uso de más de 37.000 toneladas de plástico virgen al año. Actualmente, las botellas de la marca de agua Glacéau Smartwater ya están fabricadas con plástico 100% reciclado y las demás botellas tienen, de media, un 25% de plástico reciclado (en 2017 era el 13%). A corto plazo, la meta es elevar ese porcentaje al 50% para 2022. 

Nueva botella de Aquarius con un 50% de rPET

El anuncio coincide con el lanzamiento de Orion, la nueva botella de Aquarius con un 50% de rPET para todos los formatos de plástico PET (0,5, 1 y 1,5 litros) de todos los sabores, con y sin azúcar. A esta novedad le seguirán otras para alcanzar una mayor sostenibilidad de los envases.

“La nueva botella de Aquarius constituye un hito más en nuestra estrategia de envases. Además, como ya ha ocurrido con las botellas de Coca‑Cola o Fanta, hemos creado un envase icónico, ejemplo de innovación y de nuestra apuesta por el reciclaje y la economía circular”, ha señalado la directora de la Estrategia de Envases para Europa en The Coca‑Cola Company, Ana Gascón.

Inversión en ecoinnovación

Actualmente, los envases representan el 40% de la huella de carbono de la cadena de valor de Coca‑Cola. Esto se debe a que, en su fabricación, se utilizan materias primas para cuya extracción y elaboración es preciso el uso de fuentes emisoras de carbono. Para cumplir con su meta de alcanzar la neutralidad de carbono antes de 2040 en Europa Occidental, Coca‑Cola trabaja para eliminar el plástico innecesario o difícil de reciclar, así como reducir la utilización de materia prima de origen fósil.

Para ello, está apoyando tecnologías aún en desarrollo que tienen el potencial de transformar plástico PET muy degradado en materia prima de alta calidad a través de procesos de despolimerización. Gracias a estos avances, es posible que en el futuro las botellas PET se compongan de una combinación de PET reciclado mecánicamente (70-80%) y PET de calidad similar al virgen de origen fósil (30-20%), procedente del reciclado por despolimerización o de fuentes renovables.

El PET reciclado genera un 70% menos de huella de carbono, en comparación con el PET virgen. Además, de lograrse que todas las botellas estén hechas a partir de materiales 100% reciclados o de fuentes renovables, se evitará anualmente el uso de hasta 200.000 toneladas de plástico virgen en Europa Occidental.

Asimismo, en su impulso de la economía circular, Coca‑Cola considera imprescindible que, tras su uso, las latas y botellas tengan nuevas vidas. Por eso, como parte de su estrategia global en materia de envases, Un Mundo sin Residuos, se ha comprometido a recoger y reciclar el equivalente al 100% de las latas y botellas que comercialice a nivel mundial para 2030, aunque en Europa ha adelantado este objetivo a 2025.