Fendi hace una oda a los monumentos de Roma con nueva colección masculina


Tulipán nos trae las recetas más cinéfilas

Tulipán / Laura González

La repostería es el arte de preparar pasteles u otros postres y es una de las actividades en la cocina que más hace disfrutar a toda la familia. En el último año, el 60% de los españoles ha cocinado más que nunca y, 8 de cada 10 personas quieren continuar con este hobbie. Sin duda, la repostería es una forma fácil, divertida y deliciosa de cogerle el gusto a ponerse el delantal. Por eso, el cine le ha rendido culto a la repostería en innumerables ocasiones.

Algunos postres se hicieron mundialmente conocidos gracias a sus apariciones en películas y series, y otros, en cambio, no han hecho más que reforzar su ‘leyenda’. Y si hay una marca que sabe de tradiciones y orígenes es Tulipán.

La icónica marca de margarina vegetal, que lleva más de 70 años acompañando a todas las familias españolas, propone conocer todos los secretos de los postres más famosos de la gran pantalla. Preparados, listos…¡Acción!

La tarta de queso, un dulce con más de 4000 años de antigüedad y un papel en Friends

El cheesecake es el postre que más ha triunfado durante los últimos años. ¿Será debido a su aparición en la célebre serie Friends?

La New York Cheesecake formó parte del capítulo séptimo de la temporada 11. En dicho capítulo titulado ‘The One with All the Cheesecakes’, los protagonistas no pueden parar de comer este delicioso postre incluso en el suelo.

El origen de esta receta data de la Antigua Grecia, y su principal cometido en sus inicios era ser una fuente de energía para los atletas olímpicos debido a su alto contenido proteico. Después, cuando los romanos conquistaron Grecia, también conquistaron la tarta de queso y le añadieron huevos, para pasar a ser un postre lujoso para ocasiones especiales. Gracias a la gran expansión del Imperio Romano, esta comida llegó a muchos otros países y culturas.

El resto es historia. El cheescake ha pasado a ser el dulce neoyorquino por excelencia. ¡Prueba a hacer esta receta de tarta de queso con margarina Tulipán para ser la envidia de todos!

Ingredientes

  • 200 g de galletas oreo
  • 130 g de margarina Tulipán
  • 450 g de queso crema
  • 300 centímetros cúbicos de nata para montar
  • 100 g de azúcar
  • esencia de vainilla
  • 18 g de gelatina en hojas
  • 100 g de azúcar
  • 30 g de margarina Tulipán
  • 100 centímetros cúbicos de nata para montar
  • 300 g de coco rallado
  • 200 g de nueces

Instrucciones

  • Mezcla en un bol la margarina Tulipán y el azúcar glass.
  • Añadimos la margarina Tulipán hasta obtener una mezcla homogénea.
  • Cubrimos la base de un molde desmontable de 20 cm previamente forrado.
  • Llevamos a frío hasta que la base esté firme.
  • Hidratamos las hojas de gelatina en agua fría y reservamos.
  • Batimos el queso crema y montamos los 300 c.c. de nata a punto con el azúcar y la esencia de vainilla. Calentamos los 100 c.c. de nata de montar, escurrimos las hojas de gelatina, las añadimos a la nata caliente y disolvemos. Añadimos esta mezcla al queso crema.
  • Seguidamente mezclamos con la nata montada, en 2 veces.
  • Una vez bien integrado todo rellenamos el molde con la base de galleta y llevamos a frío por espacio de 2 horas.
  • Colocamos el azúcar en una sartén, una vez haya cogido color bien dorado añadir la Margarina Tulipán.
  • Incluimos bien la margarina y añadimos la nata de montar.
  • Llevamos a hervor hasta homogeneizar y retiramos del fuego. Reservamos.
  • Tostamos el coco en una sartén o en horno y reservamos.
  • Para presentar, desmoldamos el pastel de queso, salseamos con toffee y cubrimos con el coco rallado tostado y nueces troceadas.
  • Opcional, salseamos con más salsa toffee por encima.

Viaja a Argentina desde tu sofá con los típicos alfajores

Lo bonito de la gastronomía es que permite conocer nuevas culturas sin salir de casa. Los alfajores argentinos son un postre bandera del país, y consisten en dos galletas que esconden un relleno de dulce de leche. Como dato curioso, poca gente sabe que su origen proviene de Al-Ándalus y que son los protagonistas de una de las películas infantiles más reconocidas de Argentina: ‘La cocina de Tomás: alfajores de maicena’.

Su historia se inició durante el periodo colonial. Los colonos llevaron a América el alfajor, su homónimo español con origen árabe que se hacía con almendras, nueces y miel. Las primeras referencias de su presencia en América son en Venezuela y en Perú, pero con el paso de las décadas las recetas se fueron desplazando por todas las regiones, adaptándose a cada gastronomía.

Fue en el año 1851 cuando en la localidad de Arocena, Manuel Zampatti tuvo la excelente idea de comenzar a pegar los ya conocidos alfajores con dulce de leche y bañarlos en azúcar. Cuando un coronel llevó estos dulces a una batalla, se empezaron a popularizar y se extendió la receta por todo el territorio argentino.

Actualmente, la receta se ha actualizado añadiendo ingredientes como la margarina vegetal Tulipán o la vainilla. ¿Los has probado alguna vez?

Ingredientes

  • 75 g de margarina Tulipán
  • 75 g de azúcar glas
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
  • 4 yemas de huevo
  • 200 g de harina de maíz
  • 50 g de harina de trigo
  • 5 g de levadura
  • sal
  • dulce de leche
  • coco rallado

Instrucciones

  • Mezcla en un bol la margarina Tulipán y el azúcar glass.
  • Añade la esencia de vainilla y las yemas de huevo y después integra la levadura, una pizca de sal, la harina de maíz refinada y la harina de trigo.
  • Estira la masa entre 2 láminas de papel de hornear y déjala reposar 30 minutos en la nevera.
  • Córtala en discos de 6 cm aprox. y hornéalos unos 12 minutos a 180º.
  • Déjalos enfriar y después rellénalos con dulce de leche y cubre los bordes con un poco de coco rallado.

El brownie, un accidente delicioso y de película

El brownie es el postre favorito de muchos. Delicioso, esponjoso, perfecto para los amantes del chocolate y...de Notting Hill.

En una de las escenas de esta conocida película, los dos protagonistas acuden a una cena y tras finalizar, comienzan una disputa dialéctica sobre cuál de los comensales es el más desgraciado. El ganador, obtiene como recompensa, el brownie. Sin duda, una escena que no pasó desapercibida para muchos amantes del cine.

Pero el origen del brownie, aunque es difícil de creer, fue un accidente culinario. En 1897, un cocinero de Estados Unidos se olvidó de añadir levadura a un bizcocho de chocolate, dando como resultado un postre sin mucha altura y con no muy buen aspecto, pero que resultó ser crujiente por fuera y tierno por dentro. Por su color, este repostero decidió llamarlo brownie, que se puede traducir como “marroncitos”.

Prueba esta receta de brownie triple chocolate mezclado con margarina Tulipán. ¡Serás el rey de los postres!

Ingredientes

  • 75 g de margarina Tulipán
  • 75 g de azúcar glas
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
  • 4 yemas de huevo
  • 200 g de harina de maíz
  • 50 g de harina de trigo
  • 5 g de levadura
  • sal
  • dulce de leche
  • coco rallado

Instrucciones

  • Mezcla en un bol la margarina Tulipán y el azúcar glass.
  • Añade la esencia de vainilla y las yemas de huevo y después integra la levadura, una pizca de sal, la harina de maíz refinada y la harina de trigo.
  • Estira la masa entre 2 láminas de papel de hornear y déjala reposar 30 minutos en la nevera.
  • Córtala en discos de 6 cm aprox. y hornéalos unos 12 minutos a 180º.
  • Déjalos enfriar y después rellénalos con dulce de leche y cubre los bordes con un poco de coco rallado.