Reconocidos diseñadores exponen sus propuestas en la jornada del viernes de MBFWMadrid


La cerveza negra de invierno de LA SALVE, ahora disponible todo el año


LA SALVE / Comunicado / Laura González 

La cerveza negra de LA SALVE ha superado las expectativas de la cervecera este invierno. Tras agotarse en pocas semanas y confirmar su éxito entre los consumidores, LA SALVE ha decidido sumar esta fórmula a su oferta permanente.

La cerveza negra de LA SALVE procede de una receta tradicional que estuvo disponible en Bilbao entre los años 40 y los 70 y, tras ser recuperada, está enmarcada en el proyecto kilómetro cero de la empresa que utiliza cebadas y lúpulos cercanos para su elaboración.

La cerveza negra de LA SALVE es una fórmula tradicional que estuvo disponible en Bilbao en los años 40 y, tras ser recuperada, está enmarcada en el proyecto kilómetro cero de la empresa que utiliza cebadas y lúpulos cercanos para su elaboración

Un año más, 60.000 botellas fueron puestas a la venta al arrancar el invierno por la cervecera vasca en los locales hosteleros para poder ser degustada por los consumidores. Su etiqueta luce, como ya es tradición, un diseño elaborado por Tomás Ondarra, célebre ilustrador y escritor bilbaíno.

La cerveza negra de LA SALVE fue en los años 40 y 50  años la cerveza predilecta de un público que buscaba nuevas experiencias. Por eso, la marca decidió recuperarla para que toda una generación de bilbainos que no tuvieron la ocasión de probarla, lo hicieran; y además, trajera buenos recuerdos a quienes la tenían en la memoria. Se elabora, como todas las cervezas de LA SALVE, bajo el compromiso con el entorno y la producción local.

Conclusiones del barómetro de la cerveza

El éxito cosechado por la fórmula de invierno, la negra de LA SALVE, va en línea con los resultados del tercer barómetro de la cerveza en Euskadi, realizado por la Universidad del País Vasco con la cervecera LA SALVE, y que ha dirigido el investigador y profesor de la UPV/EHU Dr. Joseba A. Etxebarria Gangoiti, responsable del estudio. El barómetro concluye que el consumidor, cada vez más informado y exigente, busca cervezas más sofisticadas.

Y es que la cerveza está de moda y cada vez más consumidores la eligen como la bebida ideal para acompañar a cualquier momento. Además, el consumo de cerveza se está abriendo a nuevos momentos, entre otras cosas, por la importante penetración en el mercado que están registrando las cervezas Premium, sofisticadas o de nueva tendencia. Las cerveceras están incrementando el lanzamiento de este tipo de productos destinados a un consumidor cada vez más exigente en cuanto a calidad y gusto, un consumidor claramente más informado y con mayor curiosidad por nuevos sabores que se adapten a sus gustos y que se puedan consumir en momentos diferentes a los que anteriormente eran los habituales.

La negra de LA SALVE fue durante años la cerveza predilecta de un público que buscaba nuevas experiencias. Por eso, la marca decidió recuperarla para que toda una generación de bilbainos que no tuvieron la ocasión de probarla, lo hicieran; y además, trajera buenos recuerdos a quienes la tenían en la memoria. Se elabora, como todas las cervezas de LA SALVE, bajo el compromiso con el entorno y la producción local.

El éxito de la edición de invierno de LA SALVE confirma los resultados arrojados por el barómetro de la cerveza que realizan la cervecera vasca y la Universidad del País Vasco, UPV/EHU, y que concluye que el consumidor, cada vez más informado y exigente, busca cervezas más sofisticadas 

Una fórmula exitosa

En este contexto se produce el afianzamiento de una fórmula como LA SALVE negra, que no ha pasado desapercibida en los certámenes cerveceros más importantes y, así, obtuvo el máximo galardón en 2018 en el Barcelona Beer Challenge: la medalla de oro.

En palabras de Eduardo Saiz Lekue, director de cervezas LA SALVE, “recuperar la fórmula de nuestra cerveza negra de los años 40 es un ejemplo donde queda claro que la historia recuperada con valor es un elemento de competitividad para los tiempos presentes y futuros”.

Karla Gonzalez, maestra cervecera de LA SALVE describe así el líquido creado: “cuenta con un sabor marcado e intenso, lo que le confiere un gran carácter y personalidad que hará las delicias de los incondicionales de la cerveza”.

La cerveza negra de LA SALVE ha obtenido premios como el máximo galardón, medalla de Oro, en 2018 en el Barcelona Beer Challenge, un prestigioso reconocimiento internacional en el sector cervecero

La fórmula recuperada de los años 40 tiene 6 grados de alcohol y en palabras de Karla “un color negro intenso que tiene su origen en las maltas y la cebada torrefactas. Es refrescante, y con un perfil en nariz y boca muy agradable y delicado. Se trata de una cerveza premium, de alta calidad y auténtica, como todas las variedades de cerveza que elabora LA SALVE”.

Es una cerveza que ha tenido muy buena aceptación en el mercado ya que está presente en más de 420 establecimientos y es que las cervezas de calidad y diferentes tienen un hueco en los consumidores más exigentes.