'Medusa Amplified', la nueva cápsula de Versace


Tokio se ilumina por Navidad

GoTokyo

Diciembre, con su particular energía positiva repleta de amor y de ilusión, es también una fecha muy destacada en la capital japonesa y en todo el país. Durante este mes, las calles tokiotas son decoradas de tal forma que no existe rincón sin luz, brillando a la vez por su exquisita sencillez, naturalidad, orden y originalidad. En estas fechas, la ciudad destaca por su incalculable actividad, donde predominan los espectáculos de iluminación con los que el viajero se enamorará de todos los rincones por los que pasee y otros eventos tradicionales que cogen fuerzas según se aproxima el día de Año Nuevo.

Entre los eventos destacados, el festival Yomiuri Land Jewellumination presenta en el parque de atracciones Yomiuri Land una iluminación única en el mundo donde predominan los colores de las piedras preciosas, una brillante iluminación que se puede disfrutar junto a la espectacular vista nocturna de Tokio.

Lucirán un total de 6 millones de bombillas, convirtiéndose en una de las pantallas de iluminación de mayor escala en el área metropolitana de Tokio. Además, como se trata de un parque de atracciones, se pueden observar unas preciosas vistas coloreadas desde lo más alto de la atracción y la increíble combinación de colores en que se baña la fuente del parque temático.

Otro de los imprescindibles es contemplar la torre Tokyo SkyTree iluminada en estas fechas como un árbol de Navidad con dos tipos de iluminación: el árbol vela, que se asemeja a la llama de una vela, y el árbol champán, que se colorea con luz oro champán. Cuenta con un total de 520.000 luces, llenando de color todos sus alrededores. Además, el visitante también podrá contemplar en las calles tokiotas espectáculos de mapping de color (proyección de vídeo donde se despliegan imágenes o animaciones sobre superficies reales).

Bienvenida a 2021

Además, diciembre es especialmente importante en la cultura japonesa. De forma paralela a las fiestas occidentales, el Oshogtasu o Año Nuevo japonés se celebra con la familia y los amigos cercanos. Durante estos días, se degustan distintos tipos de platos propios de este mes. Las comidas más populares son las osechi ryori, cajas artesanales de cocina tradicional, con estructuras similares de los bentō, que contienen manjares de estos días. Pero, además, las cenas de esta época incluyen la sopa ozoni y elsoba de Toshikoshi. Ambos son bastante importantes, ya que su ingesta simboliza la marcha de todas las cosas malas que pasaron el año anterior y la atracción de la buena fortuna.

Entre otras tradiciones propias de estas fiestas, destaca también el envío de las nengajo de Año Nuevo, cartas o postales de felicitación que se compran o se realizan a mano y que son destinadas tanto a la familia como a los amigos más íntimos. Estas han ido ganando popularidad en formato digital con el tiempo, aunque la entrega postal sigue persistiendo, siendo una costumbre muy arraigada que realizan todos los japoneses.

El componente religioso también está muy presente. Así lo demuestra las kadomatsu y shimekazari (talismanes de la buena suerte, que expulsan a los espíritus malignos), que se cuelgan en las entradas de casas y comercios, y el Hatsumōde, la primera visita anual a los santuarios sintoístas, como el Meiji Jingu, con el fin de conseguir el favor de los dioses para el resto del año entrante.