Patry Jordán: "Puedo decir que trabajo y vivo de algo que me apasiona, que es poder ayudar a los demás"


Aroma, sabor y color indescriptibles: Ineffable Coffee

 Ineffable Coffee / Publirreportaje / Laura González 

Dice una antigua cita que “es más fácil cambiar de religión que de café”. Esta bebida presente en casi todos nuestros hogares, es una seña de identidad, un compañero al que hemos elegido. Con infinitas posibilidades, el café que nos gusta y que tomamos día a día también revela mucho sobre nosotros. 

Durante mucho tiempo, el sabor de este manjar se ha visto enmascarado por otros productos como la leche o el azúcar que no permitían disfrutar de esas pequeñas notas que nos ofrece y que nos transportan más allá. Entender el café es un ejercicio que cada vez realiza más gente y es en este contexto en el cual nace Ineffable Coffee. Una idea de Omar, Jose y Alejandro cuya seña de identidad es ofrecer café de especialidad tras haber pasado más de 10 años en países donde esta cultura está muy generalizada.


¿Pero, qué es el café de especialidad?

El término café de especialidad se refiere a un café cuyas características no solo son excelentes, sino que estas cualidades se mantienen en todo el proceso: desde el caficultor a la taza. Debemos el término a Erna Knutsen, pionera en los años 70 en la industria del café, habitualmente reservada para hombres. Erna se percató de que había lotes de café de menor cantidad con sabores especiales que las grandes compañías no querían, eran los llamados “lotes rotos”. Tras catarlos, pensó que era una genial idea darles salida en tostadores pequeños. Los “lotes rotos” se referían a cafés especiales por su cultivo, recolección y procesado, con un sabor único y de un único origen. Aquí surge el término “café de especialidad”, para definir a un café de características extraordinarias, procedentes de un producto cuidado y cuya relación con los agricultores había sido excelente.

La SCA (Speciality Coffee Association), lo define como un café que, en su estadio verde, no tiene defectos primarios, tiene un tamaño adecuado, ha sido secado de forma apropiada, se presenta en la taza libre de fallos y tiene cualidades particulares. 

La cadena de valor desde el caficultor hasta el consumidor tiene vital importancia. Como todo amante del café sabe, son muchos los factores que influyen en su sabor final: clima, la microbiología del terreno, la altitud, la topografía, etc. además de aquellos que dependen totalmente de los caficultores como los cuidados, cosechado, clasificación, procesado, almacenamiento y transporte. Esto es lo que supone un salto de calidad respecto al café comercial, pues es recogido a mano con dedicación cuando el café alcanza una madurez óptima. 

El café de especialidad supone un trato directo con los caficultores, a los que se le compra directamente. Es más que una apuesta por un café de calidad, es un consumo ético y responsable, que pone en valor y reconoce el proceso que ha sufrido el café hasta llegar a la taza.

Un poco más de información

Pero no todos los cafés son iguales, ni tienen el mismo sabor. ¿Sabías que los cafetos o plantas del café pertenecen a la familia de las rubiáceas? Aquí encontramos el género Coffea que cuenta con más de cien especies de las que el café proviene de dos: Coffea arábica o Coffea canephora o robusta.

El procesado del café también influye en su sabor, existen tres formas principales y cada una de ellas influye en el producto final. En el procesado natural, se deja secar la cereza con el grano de café y una vez secos, se separa el grano de la cáscara mediante un trillado. El proceso de lavado, mediante un proceso mecánico se separan las cerezas de los granos, el mucílago se remueve en el lavado y se secan. En el “honey”, las cerezas se despulpan y los granos se dejan secar con el mucílago. 


Café de finca VS Café de origen

El café de origen es aquel que procede de un productor, un cultivo, una región o un país. El café de finca va un paso más allá, obliga a que entendamos el proceso de cultivo relacionando el agricultor local, el terreno, las variedades botánicas y la fórmula de procesado. Indica de dónde procede con exactitud y esto permite, que aquellos que lo saboreamos, conozcamos cuántos agricultores trabajan, en qué época, la variedad botánica o qué programas de sostenibilidad lleva a cabo. Establece una relación de confianza con todas las personas que participan en el proceso denostando transparencia y pasión por el café. 



El café que rompe esquemas

Si quieres apostar por un buen café, sostenible y responsable Ineffable Coffee es tu lugar. Su pasión por hacer las cosas bien hace que apuesten por fincas que recogen los frutos en el momento idóneo y confíen su procesado a expertos. El café es un producto de temporada y por ello, solo ofrecen las cosechas más recientes. En su sede de Sevilla, son expertos en el tueste de cada una de las variedades, buscando siempre la mejor versión de cada uno de ellos.  Actualmente, en su tienda de café de especialidad, tienen a la venta cuatro tipos, además de un descafeinado de México: Dayana (Honduras), Banko Gothigi (Etiopía), Chelichele (Etiopía) y Yulchen (Guatemala). Si eres un gran amante del café, ofrecen un servicio de suscripción para que no te preocupes por nada. Cada mes recibirás en casa café de temporada.

Además de su tienda online, en su página web puedes encontrar varias guías que te enseñarán a preparar café con AeroPress, Hario V60, Clever, Chemex y Émbolo. Te ayudarán a conocer el café de especialidad. Cuando lo pruebes, no querrás volver a tomar otro y para que te vayas iniciando en este mundo, nuestros amigos de Ineffable nos dejan varios tips: 
  • Utiliza agua filtrada o embotellada. Mejorará mucho la calidad del café. 
  • Muele siempre el café antes de prepararlo.
  • No tengas miedo de jugar con el tamaño de la molienda hasta encontrar el resultado deseado.
¡Serás un perfecto anfitrión, todos querrán que les prepares café!