}

lunes, 19 de octubre de 2020

Todos contra el Cáncer de Mama


Redacción

Arrancamos una nueva semana sumida en la actual crisis sanitaria que azota a gran parte de los países del mundo, pero también hemos de recordar y homenajear a la miles de mujeres valientes que se enfrentan cada año al Cáncer de Mama. 

Como cada año, el 19 de octubre celebramos el Día Mundial de la Lucha contra el Cáncer de Mama como recordatorio del compromiso de toda la sociedad en la lucha contra el cáncer de mama. El cáncer de mama es el tumor más frecuente en las mujeres occidentales. En España se diagnosticaron alrededor de 33.307 en el pasado año 2019.

Desde Urbanitas Magazine queremos renovar año a año el compromiso con esta enfermedad, y para ello, a continuación, os ofrecemos unos consejos para que sepas cómo autoexaminarse las mamas, un ejercicio muy sencillo que toda mujer debe realizar asiduamente y que es recomendado por los médicos.

El mejor momento para hacerse una exploración en el pecho es de, aproximadamente, 3 a 5 días después del comienzo del periodo ya que las mamas no están tan sensibles o con protuberancias en ese tiempo en su ciclo menstrual.

Si te encuentras en la menopausia, es recomendable que realices el examen el mismo día todos los meses.

Lo mejor es empezar tumbado boca arriba. Es más fácil examinarse todo el tejido mamario si está acostada.

  • Coloque la mano derecha por detrás de la cabeza. Con los dedos del medio de la mano izquierda presione suave pero con firmeza haciendo movimientos pequeños para examinar toda la mama derecha.
  • Luego, estando sentada o de pie, palpe la axila, ya que el tejido mamario se extiende hasta esta zona.
  • Presione suavemente los pezones, verificando si hay secreción. Repita el proceso en la mama izquierda.
  • Utilice uno de los patrones que se muestran en el diagrama para constatar que esté cubriendo todo el tejido mamario.

Luego, pare frente a un espejo con los brazos a los lados.

  • Mire las mamas directamente y en el espejo. Busque cambios en la textura de la piel, como hoyuelos, arrugas, abolladuras o piel que luzca como cáscara de naranja.
  • Igualmente observe la forma y el contorno de cada mama.
  • Revise para ver si el pezón está hundido.

Haga lo mismo con los brazos elevados por encima de la cabeza.

La mayoría de las mujeres tienen algunas protuberancias. El objetivo es encontrar cualquier detalle nuevo o diferente. Si lo hace, llame al médico de inmediato.