}

martes, 15 de septiembre de 2020

Los jueves de Tarragona saben a… ¡Gastrodelirium!


Tarragona Turisme

‘Ajoblanco de queso mató con melocotón rustido al horno y vinagreta de avellana’, ‘Chipirones a la plancha con morcilla de Burgos desmigada’, ‘Tartar de tomate éxtasis, aguacate y boquerones maridados en vinagre balsámico blanco’… Más que un simple tapeo, es un auténtico festín de micro creaciones con las que Tarragona convierte las veladas de los jueves –durante todo el año– en un verdadero festival de sabores bautizado como ‘GastroDelirium’. ¡Y por solo 5 euros cada degustación más copa de vino o cava!

Digna heredera de la Tarraco romana sobre la que se asienta una de sus señas de identidad patrimoniales, Tarragona ha hecho un guiño culinario a su pasado con ‘GastroDelirium’. Así se denomina la original ruta gastronómica gestada por la Asociación de Empresarios de Hostelería de Tarragona Ciudad en colaboración con Codorniu Gleva States y el Patronato Municipal de Turismo de Tarragona.

Durante todo un año, cada jueves por la noche, 14 establecimientos de Tarragona sirven degustaciones acompañadas de una bebida, que cambian cada semana. Son creaciones de calidad maridadas con vino blanco, negro, rosado o cava de las bodegas Gleva States. Una manera de dinamizar culinariamente el preámbulo al fin de semana con tentadoras propuestas que van más allá del sencillo tapeo.

Los 14 establecimientos tarraconenses participantes en esta ruta son: Sentits, Restaurant La Pepita, María Castaña, Restaurant Cócula, Alta Taverna Solric, La Morada, Casa Balcells, Bar Negresco, Raffa Gelati, Bocois Bar, Seasons, Testo, El Taradet y Arlemar.

Entre las creaciones que han servido llaman la atención propuestas como: ‘Ajablanco de queso mató con melocotón rustido al horno y vinagreta de avellana’, ‘Chipirones a la plancha con morcilla de Burgos desmigada, con chalota, piñones y alioli de ñoras’, ‘Tartar de tomate éxtasis, aguacate y boquerones de Tarragona maridados con vinagre balsámico blanco’, ‘Timbal de ternera ecológica con cacao cubano con aire de romero’, ‘Crujiente de escalibada con alioli gratinado’ o ‘Rigatones rellenos de rustido de langostinos, pollo y setas’. Todo un ‘delirium’ gastronómico.