}

lunes, 10 de agosto de 2020

Por aire, mar y tierra; así es el nuevo capítulo de la campaña publicitaria "monogramas TB" de Burberry

Burberry / Mercedes Relaño

Burberry presenta el nuevo capítulo de la campaña publicitaria de su colección de monogramas TB de este verano: una exploración libre del optimismo, el escapismo y su legado más natural, en la que el monograma de Thomas Burberry se enmarca en tres imponentes paisajes.


Globos Aerostáticos
Al romper el alba, cuatro globos aerostáticos alzan el vuelo en Wuhai, Mongolia Interior. Cada uno de ellos se convierte en un estandarte para las diferentes paletas de colores de la colección de monogramas TB de este verano.

"Cuando ves Wuhai desde esa altura, te asombra tal maravilla de la naturaleza. La montaña Gande’er y el río Amarillo han dividido el ecosistema en un desierto y un valle —el valle Hetao— lleno de vida. Es imposible imaginar cuán espectacular es el paisaje hasta que estás allí arriba en el aire", Cheng Peng, piloto de globo aerostático.


Inscripciones en la arena
El árido desierto de Dubái ofrece un lienzo incomparable para celebrar el monograma de Thomas Burberry. Las inscripciones en relieve en la arena fueron creadas por el artista multidisciplinario Nathaniel A. Alapide.

"Si creas algo en el desierto, este siempre lo acabará cubriendo, pues su naturaleza es inherentemente efímera. El desierto no perdona, pero cuando te aventuras por su extensión, debes colaborar con la naturaleza", Nathaniel A. Alapide, artista de la arena.


La Flota Marina
Una flota de veleros navegan rumbo al puerto Shenzhen de China y cada uno de ellos despliega una de las cuatro paletas de colores de la colección de monogramas TB de este verano. Se trata de una reinterpretación contemporánea de nuestro legado deportivo, que refleja algunos de los elementos que inspiraron esta colección.

"En alta mar tienes la oportunidad de experimentar muchísimas cosas que no puedes en tierra, como ver el cielo lleno de estrellas o, a veces, grupos de delfines nadando a tu lado. Principalmente, siento anhelo, pero también libertad y felicidad", Chen Pinglang, capitán de velero.