}

viernes, 28 de agosto de 2020

La gran coalición global del sector de la moda por la sostenibilidad para la recuperación post-Covid 19


WWF

Gravemente afectado por la pandemia de COVID-19, el sector de la moda, la confección y el textil ha experimentado una interrupción sin precedentes en sus operaciones y cadenas de suministro. En todo el mundo, miles de fábricas y tiendas han cerrado. Muchos están reabriendo ahora, pero millones de trabajadores siguen en una posición precaria.

A medida que las operaciones globales se reanudan lentamente, 15 empresas, marcas y organizaciones importantes han publicado una carta abierta en la que se destaca la necesidad de que el sector se reconstruya mejor y de manera más sostenible a partir de esta crisis, para garantizar que la pandemia de COVID-19 ayude a acelerar la transformación del sector.

Lanzada durante la Semana Mundial del Agua virtual de 2020, los firmantes de la Carta Abierta incluyen multinacionales como H&M, Tchibo, Burberry, PVH, Tommy Hilfiger, Calvin Klein y Primark, así como Sustainable Apparel Coalition, ZDHC, Alliance for Water Stewardship, CDP y WWF.

Otras empresas, marcas y organizaciones aún pueden suscribirse a la Carta Abierta para sumar sus voces a la convocatoria de un futuro más sostenible para la industria (ver información de contacto al final).

“El sector de la moda, la confección y los textiles se ha visto muy afectado por esta pandemia, lo que ha dejado en riesgo el sustento de millones de personas y el futuro de muchas empresas. A medida que la industria comienza a recuperarse, es fundamental que marque un nuevo curso que lleve a todo el sector en una dirección más sostenible ”, dijo Stuart Orr, líder mundial de agua dulce de WWF.

“Con suerte, otras empresas se adherirán a esta Carta Abierta y ayudarán a garantizar que el sector se reconstruya mejor, lo cual es fundamental no solo para la industria, sino también para los esfuerzos globales para abordar las crisis climáticas y de la naturaleza”, agregó Orr.

Como una de las industrias más contaminantes del mundo, el sector de la moda, la confección y el textil tiene un impacto significativo en los sistemas planetarios. Según cifras de 2015, el sector fue responsable del consumo de 79 mil millones de metros cúbicos de agua, la emisión de 1,715 millones de toneladas de CO2 y la producción de 92 millones de toneladas de residuos. En un escenario de negocios como de costumbre, se estima que estas cifras aumentarán en al menos un 50% para 2030, lo que ejercerá aún más presión sobre los sistemas planetarios, desde la biodiversidad hasta el agua y el clima, que ya están fallando.

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) ha lanzado un llamado a la acción “COVID-19: Acción en la industria global de la confección”, cuyo objetivo es catalizar la acción en toda la industria para apoyar a los fabricantes y proteger los ingresos, la salud y el empleo de los trabajadores de la confección. Esta Carta Abierta es un complemento a la convocatoria de la OIT, con un enfoque en los aspectos ambientales que deben ser considerados por el sector.

En concreto, los firmantes de la Carta Abierta convocan a otras empresas, marcas y organizaciones del sector de la moda, confección y textil a:
  • Apoyar y alentar a los gobiernos a implementar planes de recuperación económica ecológica;
  • Mantener y fortalecer los compromisos corporativos de sustentabilidad;
  • Reconocer la importancia de WASH y comprometerse a actuar;
  • Reconocer la importancia de la naturaleza, particularmente los ecosistemas de agua dulce, para mantener el bienestar humano; Incrementar los esfuerzos de sostenibilidad liderados por la marca y asegurar un papel para la circularidad;
  • Mejorar y fortalecer las relaciones con los proveedores; y
  • Mejorar la trazabilidad y la transparencia;


Con los gobiernos en el proceso de considerar paquetes de estímulo para ayudar a revitalizar sus economías y con la reanudación de las operaciones del sector textil, los signatarios de la Carta Abierta entienden que ahora es el momento de “garantizar que esta disrupción sin precedentes sea el catalizador de una nueva era para el sector ".

Y la Carta Abierta concluye con un conmovedor llamado a la acción:

“Juntos podemos asegurar que el regreso a las operaciones no signifique un retorno a la antigua normalidad, sino un paso hacia un sector de la moda, la confección y el textil más sostenible, que es apto para el futuro."