lunes, 7 de octubre de 2019

Jerez: Agradecimientos desde la Casa Palacio María Luisa


Dña. Marisa C. Azcárate/ Casa Palacio María Luisa

Gracias a todos los que nos han propuesto y a los que nos han elegido para este premio Ciudad de Jerez.

Gracias a todos los que han participado en este bellísimo y fascinante proyecto de restaurar y reconvertir un edificio con tanta historia, en el hotel de referencia del actual Jerez, Casa Palacio María Luisa.

Y gracias a mi marido, José Ramón, por su incondicional apoyo.

Cuando me puse a preparar estas palabras de agradecimiento, pensé en contarles la manera impecable en la que hemos recuperado el edificio, aplicándole toda la tecnología disponible en este momento, desde las estructuras a los cimientos, los eficientes aislamientos térmicos y acústicos, la tecnología anti humedades realizada, los circuitos cerrados de agua para conseguir el mayor ahorro, los sistemas eléctricos y el potente wifi que va por dentro de las paredes… todo, para traer un edificio del siglo XIX a las normativas de seguridad, eficiencia y bienestar que se requieren en un edificio y en un hotel de nuestros tiempos.

También pensé en contarles los esfuerzos de nuestro equipo tecnico junto con la ayuda de Patrimonio, para mantener y recuperar el patrimonio que quedaba en el edificio. Desde la maravillosa montera a los ricos y viejos mármoles de los suelos, su patio, su jardín, los techos de madera, las antiguas escayolas, la escalera, la balaustrada, las columnas… y, por supuesto, sus dos magnificas fachadas, la interior de Gomez Millan. Todo restaurado impecablemente a origen, para que los visitantes actuales y futuras generaciones, puedan disfrutarlos y admirarlos como fueron en su esplendor.

Y pensé en contarles que la decoración del hotel, finalmente, es clásica contemporánea de unas calidades excepcionales con el exclusivo objetivo de conseguir el máximo confort y bienestar de nuestros huéspedes y visitantes. …

Pero también pensé que este premio era una oportunidad magnifica para transmitirles algún mensaje importante desde el punto de vista de una persona que vive, le apasiona y cree en en esta maravillosa ciudad que es Jerez, hasta el punto de invertir su propio patrimonio aquí.

Jerez es una ciudad con una riqueza excepcional, llena de cultura y de atractivos. Uno de ellos es su riqueza arquitectónica y patrimonial. Pero mucha de ella esta en mal estado y necesita inversión. Deberíamos esforzarnos en atraer inversores que apostaran por nuestra ciudad y por recuperar su patrimonio. Y a estos inversores les deberíamos poner la alfombra roja. Y no me refiero a darles dinero, que eso es lo que necesitamos que traigan ellos, sino a facilitarles en todo lo posible esa inversión, sobre todo en eficiencia y en tiempo. Desde las instituciones, ayuntamiento alcaldesa, delegados, etc. Hasta los funcionarios y técnicos, les pediría que establecieran sistemas y se esforzaran en resolver su trabajo de la manera más eficiente y rápida posible. Nadie les pide que hagan nada mal, pero sí que lo hagan eficiente y rápidamente. Los tiempos de licencias y de respuesta a gestiones administrativas que barajamos en este momento son muy difíciles de soportar para cualquier inversor.

Paralelamente, parafraseando a Kennedy, también pediría a todos los jerezanos, a todos los usuarios de esta ciudad, que dejáramos de pensar lo que la ciudad puede hacer por nosotros, y pensáramos mas en lo que nosotros, todos nosotros, podemos hacer por nuestra ciudad. Acciones simples y al alcance de todos como no tirar cosas al suelo, no ensuciar o mantener limpia y encalada nuestra propia fachada, la de nuestra casa, que no pedimos que encale la del vecino.

Dos simples acciones básicas de educación y civismo, que marcarían uncomienzo y que cambiaría el aspecto del centro en muy poquísimo tiempo. Especialmente del centro. Un centro que, limpio y agradable a la vista, con sus fachadas bonitas y no sucias y cayéndose a trozos, atraería, sin ninguna duda, a un mayor numero de turistas que, no olvidemos, hoy por hoy, es la fuente mayoritaria de nuestros ingresos y el motor de nuestra economía local.

Espero sinceramente que este ejemplo de recuperación patrimonial sea contagioso. Mientras, agradezco sinceramente su apoyo en forma de este reconocimiento bien merecido, no por mi, pero si por el arquitecto, los técnicos, las instituciones y todos los oficios que han participado en este proyecto.

Así que gracias. Muchas gracias a toda la ciudad de Jerez.