jueves, 21 de marzo de 2019

Sevilla: Joaquín Domínguez ganó el Certamen de Noveles de Andalucía de Moda

Doble Erre / Fotos: Chema Soler

La segunda jornada de Andalucía de Moda comenzó en la mañana de ayer con el Certamen de Noveles, conducido por la periodista Elena Carazo. En total, 9 jóvenes promesas presentaron sus propuestas ante un jurado profesional, compuesto por César Mateos (economista, especialista en comercio internacional y dirección de empresa, actual jefe del departamento de Consumo de Extenda, Agencia Andaluza de Promoción Exterior, empresa pública de la Junta de Andalucía); María Rodríguez-Varo Fuentes (delegada de Cultura de la Fundación Cajasol); Alejandro Postigo Ciscares (diseñador; presidente de la Asociación de Artesanos y Diseñadores de Moda de Sevilla, Dart; y asociado de Adema); Fernando Claro (diseñador profesional en Demi Couture y Alta Costura y creador de Fernando Claro Costura); Felipe Vivas (artista, diseñador, creador de Tolentino Haute Hats y presidente de Adema); y Rocío Ponce (periodista y redactora de Bulevar Sur). 


El galardón de este certamen recayó en el onubense Joaquín Domínguez Gómez, con su colección Fall/Winter 2020 Beautus Ille. La colección está inspirada en el abuelo y el tío del propio diseñador, en la vida en la Andalucía de los años 40 y 50, donde después de la guerra, su familia trabajaba en el campo y en el carbón. Se centra en sus vidas en el  campo, en fotografías familiares, en la historia de Moguer (Huelva), en los trabajos que realizaban, en la época, la indumentaria, las costumbres, la cultura y documentales sobre la Andalucía de los años 40 y 50. Mientras leía un libro, el diseñador resaltó esta frase en latín Beatus Ille, que significa “Dichoso aquel”. Con ella quiere hacer referencia a la alabanza de la vida sencilla del campo, frente a la de la ciudad.


Este premio le propicia la oportunidad de presentar su colección en Andalucía de Moda 17, en marzo de 2020, como diseñador profesional. Además, Extenda pondrá a su disposición dos sesiones de formación en un taller internacional de empresas de moda, y una visita a los Salones de la Moda de París, con ocasión de la París Fashion Week.

Por la tarde, fue el turno de Samuel Salguero, ganador del certamen de noveles de la anterior edición, que presentó la colección profesional en solitario. La colección, Corazón loco, se inspira y basa en “Bodas de Sangre”, de Federico García Lorca. La pasión y el drama que se mezclan en esta obra toman forma en esta colección, en la que la sensualidad de la mujer se funde con claros tintes masculinos: novia, esposa, madre, amante... vestida de blanco, o de negro, con la sencillez de unos cuadros, el romanticismo de las flores o el brillo de unas lentejuelas.


Tomando como inspiración el folclore y la estética de pueblos andaluces durante los años 30 del pasado siglo, se dibujan faldas amplias, vestidos holgados con volantes y frunces, pantalones de pinzas, y blusas y camisas con volúmenes. Cada pieza tiene añoranza a prendas tan características de las mujeres de aquella época (toquillas, delantales, combinaciones o ropa de trabajo), que ahora se reinventan con un lenguaje más moderno. 

La obra de Lorca se mueve continuamente por un mar de sentimientos. Esa amalgama de emociones se traduce en una paleta de colores llena de contrastes: el negro, la sobriedad del luto; el blanco, la pureza de la novia; tradición y raíces, simbolizadas con verdes y marrones; el romanticismo del rosa; o el dramatismo del rojo, la sangre. 

La austeridad del algodón o la lana, que rememoran a esas madres sufridoras o vecinas que consuelan, se unen a gasas y organzas (delicadeza y sensualidad), o a tejidos como el neopreno para conseguir volumen.

Una hora más tarde, fue el turno para Felipe Duque con ‘Aroma de café’. Su colección se inspira en los cafetales de su Colombia natal. Durante una estancia en su país, visitó unos cafetales y vivió como los agricultores los trabajaban.

La colección se compone de 30 looks y sirve para rendir homenaje a esos trabajadores (hombres y mujeres) que viven de la producción del café.


Destacan en ella los cortes clásicos, pero hay variedad de amplitud en la falda maxi; trajes con corte de sastrería masculina; escotes palabra de honor, escotes V, a la caja y cuello cisne… En cuanto a la paleta de color, destacan rojo, negro, dorado, lavanda o gris. En la confección de los diseños se han empleado tejidos como la organza, lentejuelas, tul brocado, malla bordada, georgette…

Colaboraciones: Accesorios realizados a mano por Manuel Maqueda; bailarines del grupo Raíces de mi Tierra (danza colombiana).

Rafael Valverde presentó "Ready to wear", una colección que tiene tres partes claras: una dedicada a la invitada, de un coste más económico.

Una segunda, más creativa, en la que juega con transparencias, encajes y formas de pasarela. Y la última, en la que presenta diversas opciones para novias.


En total, 30 looks, en los que predominan el trabajo hecho a mano y tejidos como brocado, crepé, tul, organza, encajes (cosidos a manos) y red de perlas. Esa mezcla de contrastes y tejidos enriquecen el diseño de sus creaciones, en las que se aprecian formas sensuales, marcando la figura de la mujer; drapeados trabajados, que acaban en volúmenes; hombros marcados y mangas con significado propio.

En colores, destacan rojos, rosas, celeste, malva, grises (algunos de ellos combinados con negro) y estampados brocados.

Para complementar sus propuestas, tocados realizados a mano, y en exclusiva para esta colección, por DeVeral Tocados; sombreros cordobeses, de Envol Complementos; y pendientes de Lamágora, realizados con metacrilato.

Puro Garbo, por su parte, llegó a la pasarela con ‘Feminae’. Una colección con cierto aire romántico. Intenta resaltar el lado más femenino de la mujer mediante líneas sencillas, sobrias y sofisticadas, para que quien luzca las piezas que la componen sea la auténtica protagonista.

La gama cromática es amplia, pero hay un denominador común: favorecer la belleza natural de la mujer. De ahí, que abunden colores cálidos como el rojo, rosa, naranja, así como otros más suaves, que nos trasladan a un mundo subacuático, en el que conviven turquesas, verdes…


Hay colores lisos, pero también estampados, que crean un ambiente relajado y con armonía.

Para ello, se sirven de tejidos fluidos, como crepé, punto de seda, tul o piel de ángel, tejidos que se adaptan a la silueta femenina en un constante juego de seducción.

El encargado de clausurar los desfiles profesionales fue Javier García con "Tango", un homenaje al sobrenombre (los TANGO) por el que se conoce a su familia en su localidad natal (Estepa).

Esta colección de cóctel y fiesta, compuesta por 20 looks, está pensada para eventos de primavera y verano. Se trata de propuestas y tendencias diversas, pero unidas por la gama cromática que emplea.


Los diseños, que están enriquecidos con botonadura, cinturones forrados, así como con aplicaciones de cristal, guipur y encaje, emplean tonalidades en gamas frías y pasteles, pasando del blanco roto y tierras, a colores grisáceos, malvas, verdes agua o celeste hielo. Entre la variedad de tejidos que utiliza destacan gasas, mikados, tul, tul 3D… contó con la colaboración de los complementos de Carmen Marcos.