lunes, 25 de marzo de 2019

Cádiz: La VI edición de Olivera 2019, se celebrará del 29 al 31 de marzo en Olvera.

Fuente: Diputación de Cádiz

La cuarta edición de Olivera 2019, la ‘Feria del olivar y del aceite de oliva virgen extra de la Sierra de Cádiz’, se celebra del 29 al 31 de marzo en Olvera.

 Aunque el plazo sigue abierto, ya hay confirmadas unas treinta empresas del sector, y la instalación de  unos cuarenta stands para presentar los diferentes productos en esta feria. Junto con el espacio de expositores y la actividad comercial, Olivera contará con diversas acciones dinamizadoras en paralelo en torno al aceite, uno de los motores productivos más significativo de la comarca.

En el programa no faltarán las catas del oro líquido de la Sierra de Cádiz, con comidas populares de “sopas pegás”, así como espectáculos de cante y baile y concurso de pintura con el aceite como protagonista. También se incluyen actividades infantiles, con espacio para las citadas manualidades y la celebración por primera vez de actividades de masterchefs infantil, con la intención de acercar este producto a los más jóvenes como apuesta de futuro.  

Además, como novedad, en el propio recinto se ofrecen cursos de marketing para mejorar las técnicas de venta del aceite y de productos derivados de la explotación del olivar de montaña a empresas. En concreto un taller que ofrecerá Raúl Reguera, director de la oficina de diseño y marketing Ideólogo e Ignacio González, director de la agencia de publicidad Cadigrafía.

A ello hay que sumar visitas guiadas a la Cooperativa Los Remedios Picasat, el Museo de Carruajes y la Olvera monumental, junto con actuaciones musicales. También exposiciones de maquinaria, cocina en directo, concurso gastronómico o desayuno molinero.

Este año la feria se ha adelantado un mes para que pudiera hacerse en fechas en que no se solape con otras ferias y facilitar la afluencia de público. Desde la organización se confía en reeditar e incluso superar los éxitos de público de la pasada edición. 22 autobuses de visitantes ya han confirmado su presencia. Esta feria pretende poner en valor un producto que es seña de identidad de toda una comarca, que dinamiza la actividad económica desde varios puntos de vista, no sólo desde el sector primario, con los productores y distribuidores y la venta del producto, sino desde el cultural y turístico como elemento que define la forma de vida de toda una zona. A ello contribuye la particular orografía del olivar de montaña, que dificulta su explotación pero que redunda para bien en las características de su aceite.