viernes, 4 de enero de 2019

Sevilla: Dos muestras pictóricas abren el año en la Casa de la Provincia


Diputación de Sevilla

La Casa de la Provincia de la Diputación de Sevilla prepara para este mes de enero dos nuevas exposiciones pictóricas, ambas de producción propia del Área de Cultura y Ciudadanía en colaboración con los ayuntamientos de Olivares y de Alcalá de Guadaíra. Con las inauguraciones de ambas muestras, los días 17 y 18 de enero, el Organismo inicia su nuevo ciclo expositivo en 2019.

La primera de las muestras lleva por título 'Naturaleza, paisaje y visiones del mundo' y recoge la obra artística resultante de la celebración de las V Jornadas de Trabajo sobre el Paisaje, desarrolladas entre el 24 y el 28 de septiembre pasado en la ribera del Guadaíra, organizadas por la Diputación y el Museo de Alcalá de Guadaíra, bajo la dirección científica del pintor y profesor Antonio Agudo.

La segunda, una producción de la Diputación y el Ayuntamiento de Olivares, se titula 'La palabra, la pintura, el silencio' y está centrada en las dos series en las que está trabajando últimamente el pintor sevillano José María Bermejo: 'Transmisiones' y 'Pintura Continua'.

CONTINUAR LA TRADICIÓN PAISAJÍSTICA ALCALAREÑA

El proyecto cultural Jornadas de Trabajo sobre el Paisaje se convoca conjuntamente por el Área de Cultura de la Diputación de Sevilla y el Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra, con periodicidad bienal desde 2010, basándose en la tradición de esta localidad sevillana en el género pictórico del paisaje.

Hasta la fecha se han celebrado cinco ediciones, la última de ellas la desarrollada en el último trimestre de 2018, con 25 alumnos llegados de distintos puntos de Andalucía y la dirección de Antonio Agudo, al que habían precedido en la dirección técnica artistas de la experiencia y el prestigido de Javier Buzón, Daniel Bilbao, Regla Alonso, Antonio Sosa, José Luis Mauri y Joaquín González, entre otros.

Se trata de posicionar a Alcalá de Guadaíra como una referencia esencial en el panorama nacional e internacional para la investigación del paisaje y su relación con las artes plásticas, entre otros objetivos, dado que la pintura de paisaje tiene unas características que le otorgan su singularidad, una vez constituida en género autónomo dentro de la pintura figurativa.

En 'Naturaleza, paisaje y visiones del mundo' el público sevillano podrá, desde el 17 de enero al 28 de febrero, conocer cómo cada uno de los 25 participantes en la edición 2018-2019 de las jornadas reinterpreta un paisaje, el de Alcalá de Guadaíra, que en tantas ocasiones ha sido materia de arte.

MÁXIMO EXPONENTE DE LA PINTURA ABSTRACTA SEVILLANA EN LA SALA TRIUNFO

Desde el 18 de enero hasta el 24 de marzo, la Sala Triunfo acoge la obra reciente del artista José María Bermejo (Olivares, 1952), uno de los máximos exponentes de la pintura abstracta sevillana, perteneciente a una generación (Gerardo Delgado, José Ramón Sierra, Ignacio Tovar, Manuel Salinas), que supuso la ruptura de la plástica sevillana con los cánones tradicionales de la figuración y, por lo tanto, la apertura a la modernidad, allá por los años sesenta.

Bermejo parte en su obra de las premisas de la abstracción, pero pronto se va alejando de lo estrictamente gestual para adentrarse en un proceso de investigación que durará décadas y que le lleva a dar un paso más allá, en la búsqueda de un lenguaje propio y absolutamente personal, en el que trabaja en la combinación de las palabras y la reflexión sobre el lenguaje con imágenes gestuales y con el uso de la geometría, en un diálogo entre lo pictórico y lo sintáctico.

En 'La palabra, la pintura, el silencio', comisariada por el artista y crítico de arte Juan Ignacio Tovar Tovar, se reúnen alrededor de sesenta obras procedentes de dos series de pinturas en las que Bermejo ha estado trabajando desde el año 2006 y que se denominan 'Transmisiones' y 'Pintura Continua'.

Dando un paso adelante respecto a su obra precedente, en estas series Bermejo se centra en una investigación sobre el lenguaje y sobre el color, a través de una serie de combinaciones de elementos simples, como líneas rectas y curvas y arcos de diferentes tamaños, que se acoplan a fondos geométricos, y a un sistema de líneas y cuadrículas que actúan a modo de un lenguaje estructurado y constructivo. Además de las líneas, tiene gran protagonismo el color de los interiores, tanto en los círculos y cuadrículas como en los fondos, que contribuyen a generar un dinamismo extraordinario y perfectamente estructurado.

Como indica el título de una de las series, se diría que el conjunto resultante es una única gran pintura desplegada tanto vertical y horizontalmente en un continuidad del ritmo, creado por medio de la geometría, la palabra y el color.