sábado, 19 de enero de 2019

Sevilla: 6 desfiles llenaron de color la tarde en We Love Flamenco

Fuente: We Love Flamenco/ Fotos: Aníbal González


El tercer día de We Love Flamenco en el Hotel Alfonso XIII de la capital hispalense con el desfile solidario de la Fundación Sandra Ibarra. Un año más, la asociación que lucha contra el cáncer se unió a We Love Flamenco con un desfile solidario y muy especial, en el que las modelos son pacientes del Hospital Virgen Macarena de Sevilla. Los fondos recaudados en taquilla han sido dirigidos a apoyar la investigación contra esta enfermedad que se desarrolla en dicho hospital.


En sesión de tarde, la primera firma en pisar la pasarela fue Lola Azahares, con una colección que se reviste de magia, llena de gasas, linos, sedas y satén. ‘Encantamiento’ llenó de alegría la pasarela, con una gama de colores que baila entre amarillos, naranjas, burdeos, rosas y violetas. “Esa magia que el adulto repele y su niño interior anhela”, es, en palabras de María Suárez, cabeza de la firma, la que busca Lola Azahares.


10 años cumple la firma ‘Ángeles Fernández’, en cuya trayectoria se ha inspirado la diseñadora para crear la colección "Auténtica". Ángeles Fernández ha dado bastante importancia al patronaje de sus diseños. Destacan los tonos empolvados como el rosa nude y el malva, y los mikados y tules, en su colección compuesta por más de una veintena de propuestas.


La mecenas Cristina Heeren ha sido la inspiración para la nueva colección de Fabiola titulada "Mis sueños flamencos". “Tenía su fundación y escuela junto a mi casa y yo oía a diario zapateos y rasgueos de guitarra que me encantaban”, recuerda la emblemática diseñadora, que ha creado con tejidos, en su mayoría, sedosos esta colección, en la que destacan los lunares de terciopelo. Con complementos y mantones exclusivos, ‘Mis sueños flamencos’ queda redonda y llena de tonos verde agua, coral y fresa, entre otros. 
Con diferencia a sus anteriores colecciones, ‘Son de lunares’ trae mucho más color y movimiento en los trajes. Así, Rocío Olmedo ha dado forma a las gasas, la viscosa y las batistas, creando una colección inspirada en Cuba y llena de color.


“Nuestra nueva colección flamenca nace de un sentimiento abrumador e inolvidable que surge de una mujer durante un encuentro ambientado en la Sevilla de los 80, en la que ésta, de procedencia italiana, descubre nuestra ciudad y queda enamorada del arte flamenco y de su folclore”, explica este par de diseñadores que han creado una colección llena de siluetas “ultrafemeninas”. La  variedad de mangas y los maxivolantes destacan entre las propuestas de Pablo Retamero y Juanjo Bernal, quienes abandonan los tonos dulces y románticos de temporadas pasadas, por otros más contundentes y vibrantes como el amarillo lima o el azul añil.