jueves, 12 de julio de 2018

Nacional: Estos fueron los últimos desfiles de la MBFW Madrid 2018

MBFW Madrid/ UGO Cam

La última jornada de la Mercedes Benz Fashion Week Madrid 2018 se celebró con ocho desfiles, seis de ellos en IFEMA, mientras que los tres últimos volvieron a llenar de color, moda y creatividad, las calles de la ciudad de Madrid. En la Puerta del Sol, Duarte y Juan Vidal mostraron sus colecciones. Moisés Nieto por su parte cerró la jornada en Santo Mauro. Por otra parte, en esta jornada se entregó el premio L´oreal Paris.

AILANTO

La colección Ailanto Primavera- Verano 2019 está inspirada en la figura de Rene Lalique ( 1860-1945), el padre de la joyería moderna.

Este mítico artesano del Art Nouveau sustituyo las gemas por impresionantes diseños estructurales en vidrio, con su capacidad de elevar una materia humilde a la categoría del lujo . Trabajo con oro, carey, marfil y piedras semipreciosas como la amatista y la turmalina y los ópalos.

Con un gran conocimiento del arte ,su trabajo se centra en las figuras femeninas, flora y la fauna. Con diseños sensuales ,exuberantes y repletos de referencias a otras culturas.



LA CONDESA

Piscina Conde: Esta colección se inspira en el estilo de los años 60 cuando los abuelos de Marina Conde, directora creativa de La Condesa, abrieron una piscina municipal en Badajoz, su tierra natal. Este lugar era más que un centro de ocio, convirtiéndose en un club social donde se organizaban cenas y guateques por las noches. Para Marina es un lugar muy especial ya que no solo creció y jugó allí en su niñez, sino que también trabajó durante su juventud.

A través de su nueva colección nos invita a revivir estos momentos junto a ella desde la nostalgia. Piscina Conde incluye tejidos iridiscentes y prendas de lentejuelas, que se asemejan al efecto del sol reflejando en el agua. Prendas de color rosa, azul y blanco destacan junto con pequeños detalles que le recuerdan a su niñez como nidos de abeja, puntillas y plumas, haciendo un guiño al más puro estilo de vida veraniega. También se incluyen prendas asimétricas y estampados de creación propia como piscinas abandonadas, flores sobre lunares, libélulas que sobrevuelan el agua o una representación de la típica merendola al aire libre, que son algunos de las propuestas exclusivas y únicas, como es habitual en La Condesa.

Siendo fiel al tema de la piscina, la colección incluye ropa de estilo deportivo y otras con rayas marineras creando un ambiente divertido y vacacional. Apenas hay que mirar a la colección para imaginarse los días de verano en esta piscina donde Marina pasaba sus días de pequeña junto a su madre, quien también sirve de fuente de inspiración.

Aunque La Condesa es conocida por sus trajes de chaqueta, esta colección también ofrece prendas más casuales y muy confortables como pijamas y camisas oversized que, por supuesto, tienen el toque especial de la firma, la aristocracia decadente. Como siempre, cada prenda está confeccionada con la mejor calidad y orgullosamente hecha en España.



MARCOS LUENGO

Atardeceres evocadores, paisaje desértico y milenario. La fascinación por los fondos marinos ha tenido una poderosa influencia en esta colección de Marcos Luengo, no sólo sobre las prendas sino sobre todos los accesorios, incluídos sus enormes bolsos, distintivo de la firma.

Inspirado en el cromatismo del mundo submarino, matizado por la superficie árida y desértica, dan como resultado una colección en tonos empolvados, sorprendidos por el intenso rojo del coral. La artista María Abascal captó a la perfección la idea para crear el motivo del estampado que servirá como hilo conductor de toda la colección.

Es el mágico momento dónde el desierto se convierte en mar. Y empiezan a entrelazarse los diferentes tejidos, el raso de lino bordado, los metalizados, plisados, paillettes, organzas y satenes.
Se complementa la colección con piezas de joyería, de formas geométricas, hierro pavonado combinado con elementos marinos montados en plata.


Con la colaboración del zapatero Pedro Miralles en el desarrollo de la colección de sandalias para este desfile.



MENCHEN TOMAS

Carilda Oliver, Catalina Lasa y Lidia Ríos son la inspiración de esta colección de “Menchen Tomás”. Ellas vivieron el máximo esplendor de la sociedad Cubana antes de la revolución, se pasearon por los almacenes “El Encanto de la Habana” y vieron como Hollywood y Dior posaban los ojos en la isla de Cuarzo .

El desfile se inicia con un blanco puro, el color de la Santería, todo se llena de minuciosos detalles texturados para transportarnos de ahí a un sueño que poco a poco irá variando de color.

Desde el Cuarzo, la piedra del subsuelo de la isla, de donde nos cuentan que proviene la energía y la alegría de su gente. De ahí como si fuese un hilo conductor pasamos a prendas repletas de color, que se ajustan al pecho y le dan a cada una identidad propia.

Destellos de luz. Oda a esas mujeres que se quitaron “el corsé” en un mundo de hombres y fueron libres.


El nexo común a lo largo del desfile es el fajín, presión que te oprime el corazón. Sin embargo, pese a esa opresión tan íntima, el volumen,le da una forma y deleite sensual próximo pero remoto a la vez. Como en un sueño nos transportarnos a las calles coloridas de la Habana, imaginandonos por un instante su música y su alegría de vivir, rompiendo presiones y desordenando amores.



JORGE VÁZQUEZ

Angels: «Había una vez tres muchachitas que fueron a la academia de policía. Les asignaron misiones muy peligrosas. Pero yo las aparté de todo aquello y ahora trabajan para mí. Yo me llamo Charlie» así comenzaba cada capítulo de “Los Ángeles de Charlie”, la mítica serie de televisión estadounidense de finales de los años 70 . La estética de sus protagonistas Sabrina Duncan (Kate Jackson), Jill Munroe (Farrah Fawcett) y Kelly Garrett (Jaclyn Smith) se convirtió en icono de la cultura pop.


DUARTE

OCRE comienza con una observación: Cómo inciden estéticamente dos medios contrastados en la vida cotidiana y cómo lo puro es realzado cuando ambos se encuentran. Lo modular en el ámbito urbano y la naturalidad de lo rústico.

En OCRE, adquieren importancia factores como el entorno, la temperatura, la erosión, o todo lo que no participa intencionalmente en una creación estética pero que juega un papel principal en la evolución de esta, responsables de crear su nueva estabilidad.

El resultado en OCRE es un imaginario creado desde el instinto, fruto de las sensaciones que el diseñador ha experimentado en los diferentes ambientes que ha vivido. Se toman símbolos de la vida cotidiana, incluso las imperfecciones como algo útil y funcional, respondiendo a la necesidad de confort.

A través de los tejidos se transforman imágenes reminiscentes de lo tradicional, y se crean nuevas fórmulas para vivir la modernidad. La utilización del lino, los cuadros y las rayas se hace de forma intuitiva. La sastrería toma un carácter no restrictivo acentuado por las siluetas y los tejidos orgánicos.

La influencia de la temperatura y la luz está reflejada en la paleta de colores. Parte de una base cruda y templada, en diferentes gamas de beige, que es irradiada con pinceladas en tonos enérgicos celestes o naranjas tierra, sirviendo de transición a los verdes, marrones, rosas y violáceos.



JUAN VIDAL

"Pase sin llamar.
Srt. Lucía"

La normalización de la sexualidad femenina.


MOISES NIETO

Una persecución entre dos mujeres que flotan en medio de la transición del claro-oscuro.
Una escena dinámica que viaja desde la utopía al espejismo.
Una paleta de color que respira mar, vida y sol.
Un continuo monólogo de ideas.

Una mirada atestada de sentimientos.