sábado, 12 de mayo de 2018

Roca Rey firmó una tarde memorable con cinco trofeos



Redacción/ Jaime Sánchez

La Plaza de Toros de Jerez acogió ayer viernes 11 de mayo, la segunda corrida de abono de la Feria del Caballo 2018. La plaza de toros presentó un lleno en tendidos y casi llena también las gradas, una imagen que preludia lo que será la tarde de hoy sábado.

Los astados lidiados en el coso de la calle Circo fueron de Núñez del Cubillo, justos de presencia y nobles, siendo de mejor juego los lidiados en tercer y sexto lugar.


Julián López “El Juli” fue el encargado de abrir la tarde, lidiando de manera inteligente. Le costó dominarlo, pero de vueltas con la derecha el maestro madrileño logró un circular que fue reconocido por el tendido. Tras una estocada trasera, baja y el posterior descabello; cortó una oreja. En el cuarto, lo mejor del madrileño fueron los seis muletazos y el pase de pecho que le dio al astado. La faena larga y desigual culminó con una trasera y cinco descabellos. Palmas y saludo.


Talavante no tuvo una buena tarde en Jerez, el segundo de la tarde fue astifino y cornidelantero; haciendo que el diestro se mantuviera precavido. Tras el tercio de banderillas, el maestro Talavante no supo meterle la muleta y finalizó la faena con una media estocada caída. Silencio. En el quinto de Talavante no hizo nada, salvo desplazarlo con la derecha, pues con la izquierda, el toro lo desarmó. Culminó la faena con pinchazo y estocada atravesada. Silencio y algunos pitidos en el tendido tras el primer aviso.

Andrés Roca Rey, tercero en el cartel, si hizo sus deberes y de forma sublime. En el primero de su lote, un jabonero que cumplió en el puyazo, noble y justo de raza, dejó lucirse a un Roca Rey que realizó un quite con chicuelinas, caleseras, orticinas y rematando con larga media. En la muleta, el diestro se sintió seguro sobre el albero y se arrimó al toro exprimiéndole por ambos pitones. La lidia acabó con una buena estocada y dos orejas de trofeo. En el sexto toro, el peruano se confirmó ante una afición que le tocó palmas por bulerías en una faena que comenzó no pudiéndose lucir con el capote. Medido en fuerzas, el astado rompió en la muleta y Roca Rey le sacó todo el juego. La muerte del astado fue brindada a Andrés Calamaro y tras una estocada al encuentro, el limeño se llevó los máximos trofeos, dos orejas y rabo.

Ficha técnica
Plaza de Toros de Jerez: Casi llena
Toros de Núñez del Cuvillo, justos de presencia y nobles.
  •          Julián López “El Juli”: Oreja y palmas y saludos.
  •         Alejandro Talavante: Silencio y silencio con algunos pitidos tras el aviso.
  •         Andrés Roca Rey: Dos orejas y dos orejas y rabo.