jueves, 10 de mayo de 2018

Jerez: Los tres rejoneadores salieron por la Puerta Grande del coso jerezano


Redacción: Jaime Sánchez


En la tarde de ayer 10 de marzo, se celebró en la plaza de toros de Jerez, la primera corrida de abono de la Feria del Caballo 2018, aperturando así el ciclo de las tres corridas, siendo la primera de ellas la tradicional corrida de rejones que volvió a Jerez tras un año sin celebrarse.

Los rejoneadores que formaron el cartel en esta ocasión fueron Fermín Bohórquez, que reaparecía en Jerez tras su despedida y retirada en 2016; Pablo Hermoso de Mendoza, y su hijo Guillermo Hermoso de Mendoza que se presentaba ante la afición del coso de la calle Circo. Los toros y novillos lidiados fueron de la ganadería de Fermín Bohórquez. La plaza presentó tres cuartos de público.


El primero de la tarde fue para el rejoneador jerezano Fermín Bohórquez, un toro noble fue el lidiado por este jerezano que reapareció y se mostró en buena forma, una faena clásica que remató con un rejón de muerte; llevándose una oreja. En su segundo toro, el rejoneador siguió en su misma línea y acabó con un pinchazo y rejón, llevándose una oreja.


Pablo Hermoso lidió a un segundo noble, pero frenado en la lidia, el navarro supo hacer una faena vistosa con recortes cercanos a los pitones del astado. El toro siempre fue buscando la cola del caballo hasta las banderillas cortas, momento donde el toro perdió fuerza y tras un rejón certero, Hermoso de Mendoza se llevó los dos apéndices y aseguró Puerta Grande. En su quinto, el rejoneador pudo lucirse con un toro de duración corta y poco recorrido; tras un rejón trasero certero cortó las dos orejas.

Guillermo Hermoso fue ovacionado en su primer astado del lote y tercero de la tarde. El hijo de Pablo Hermoso salió con ganas, se gustó y arriesgó ante un toro que embistió en la primera parte de la faena pero que fue perdiendo fuelle, tras un rejón fallido y segundo trasero, el joven rejoneador tuvo que apostarse del caballo y descabellar al toro en tres ocasiones. En el sexto toro, el novillo salió algo suelto, aunque en tres ocasiones perdió las cuatro manos y esto provocó descontento en el tendido. Tras cuajar una gran faena y engrandecerse, el maestro dio muerte al toro tras un rejón certero que le valió las dos orejas.

Ficha técnica:

- Plaza de Toros de Jerez: Tres cuartos de plaza.
- Toros y novillos de Fermín Bohórquez, correctos de presentación y de juego desigual.

- Fermin Bohorquez, chaquetilla azul marino, oreja y oreja.
- Pablo Hermoso de Mendoza,  chaquetilla negro y plata, dos orejas y dos orejas.
- Guillermo Hermoso de Mendoza, chaqueta azul Francia y plata vieja, ovación y dos orejas.
* Se guardó un minuto de silencio por Angel Peralta