miércoles, 21 de marzo de 2018

Cádiz: Entregadas las medallas de la provincia


Diputación de Cádiz

En la jornada del 19 de marzo, Día de San José, se hizo entrega de las medallas de la provincia de Cádiz a los galardonados de esta edición.

“Estos 40 años han supuesto la construcción de una nueva provincia, que se ha hecho mejor a sí misma gracias al empuje, la constancia y la implicación de gaditanos de origen y de adopción, de hombres y mujeres nacidos y llegados, de todos y de todas. Porque ellos han sido los protagonistas del día a día; y, con él, del devenir del tiempo”. La presidenta de Diputación, Irene García, ha agradecido el legado y el presente de las personas y entidades distinguidas con las Medallas de la Provincia de Cádiz. Este 19 de Marzo ha estado dedicado a la sociedad que contribuye, con su quehacer diario, al progreso y bienestar de la provincia gaditana. Personas que materializan derechos consagrados en la Constitución española que, este año, cumplirá cuatro décadas de vigencia.

Líderes en exportaciones; gente emprendedora; juventud con una formación excelente que promueve más del 60 por ciento de las nuevas empresas; potente red de servicios sociales; la preservación de las señas de identidad; o la consecución de una provincia mucho más igualitaria, han sido algunas referencias apuntadas por Irene García para destacar el valor de los premiados. Las Medallas de la Provincia de Cádiz se han concedido a:

Francisco Acosta Acevedo, profesor de la escuela de educación permanente de La Barca de la Florida, en Jerez, quien representa al profesorado que –desde 1983- afrontan la formación de adultos. Maestras y maestros que en aquellos primeros años se dedicaron a reducir el analfabetismo, y que hoy imparten una amplia formación: desde la básica hasta la preparación a la prueba de acceso a la Universidad, sin olvidar el aprendizaje en cultura emprendedora, idiomas o tecnologías de la información.

Cooperativa Virgen de Palomares, de Trebujena. Exponente de “un sector cooperativista cada vez más fuerte” y que demuestra que “la suma de lo pequeño multiplica las posibilidades de prosperidad, de crear riqueza y empleo y de impulsar uno de nuestros sectores económicos más tradicionales como es el vitivinícola”. La distinción fue recogida por el presidente de esta sociedad, José Manuel Sánchez Núñez.

El sector primario, más allá del reconocimiento de la citada cooperativa, también fue valorado con la distinción a Rafael Piña Barea, ganadero de Villaluenga del Rosario. Exponente de un gremio que ha contribuido a la preservación de razas autóctonas, al cuidado del patrimonio ecológico y al asentamiento de la población en el medio rural. Personifica a una generación de ganaderos y queseros tradicionales que son la raíz de una posterior y afamada industria agroalimentaria.
Antonio Marcos Rodríguez, empresario de Rota. Es la cara la realidad de las pequeñas y medianas empresas “esas que a menudo se sostienen por el esfuerzo de un emprendedor que comparte la labor codo con codo con sus trabajadores”. Un pionero, “que tuvo incluso el afán de saltar nuestras fronteras cuando el término internacionalización ni siquiera se había acuñado”, incidió Irene García.
Angelita Gómez, bailaora de Jerez. Personificación del flamenco. Artista de dilatada trayectoria y actual maestra de baile. Su constancia permite que una de las señas culturales –el flamenco- “no sólo arraigue entre nuestros jóvenes sino que se exporte a todo el mundo a través de su enseñanza”. Un ejemplo de profesionalidad y magisterio, “comprometido además con causas sociales”.

La Federación de Asociaciones de Mujeres de la Sierra de Cádiz (Femsica). Pujante organización a la que pertenecen unas dos mil socias de 19 entidades. Imprescindible voz feminista en tiempos de necesaria revolución en busca de la igualdad. Combaten la violencia de género y desarrollan una intensa actividad formativa planteada para obtener mayores cotas de inclusión laboral. Recogió la Medalla la presidenta de esta entidad, Mercedes Colunga.

África Saiz González. Personifica los éxitos deportivos y es además pionera en la incorporación de la mujer “en una disciplina con poca tradición femenina”. Su palmarés es extraordinario: cuatro veces campeona del mundo de Lucha Sambo y campeona de España de judo y de lucha libre olímpica.

Isabel Rodríguez Martos. Fue integrante del movimiento Madres de Pañuelos Verdes, de La Línea, conformado por mujeres valientes que plantaron cara a las mafias de las drogas. “Se alzaron para combatir una lacra que estaba acabando con sus hijos, con sus esperanzas y con nuestro futuro”, expuso Irene García. Isabel continuó el camino iniciado por Micaela Pérez, ya fallecida.

Federación Provincial de Organizaciones de Personas con Discapacidad Intelectual, Parálisis Cerebral y Autismo de Cádiz (Feproami). Agrupa a una veintena de entidades afanadas en la integración laboral, cultural y social de personas con algún grado de discapacidad. En estas circunstancias se encuentra un 7% de la población de la provincia de Cádiz “que merece y exige un tratamiento inclusivo y una especial dedicación para garantizar el ejercicio efectivo de todos sus derechos”. La distinción fue recogida por la presidenta de Feproami, María Luisa Escribano.

UGT-Cádiz y CCOO-Cádiz. Las conquistas sociales y laborales no podrían entenderse sin la intervención de estas centrales sindicales, “protagonistas fundamentales para comprender hoy la realidad de la sociedad gaditana y la arquitectura de derechos de la que hemos llegado a disfrutar”, sostuvo en su discurso Irene García. La secretaria general de CCOO-Cádiz, Lola Rodríguez, y el secretario general de UGT-Cádiz, Francisco Andreu, recibieron las Medallas de la Provincia.

Irene García también tuvo palabras elogiosas hacia el personal de las Brigadas de Mantenimiento de Carreteras de Diputación, que se afanan en mantener las vías provinciales en las mejores condiciones pese a los estragos del temporal. “Lo callado de su tarea y lo cotidiano de su labor, aun en las condiciones más adversas, no sólo merecen rescatarles de la invisibilidad sino que muy bien podrían atesorarles méritos más que sobrados para estar aquí también, entre los llamados a recibir estas Medallas de la Provincia”.

Con anterioridad a la concesión de las distinciones intervino en la ceremonia el vicepresidente de la Junta de Andalucía, Manuel Jiménez Barrios, quien valoró el “extraordinario servicio de cohesión social” desempeñado por la Diputación de Cádiz. Jiménez Barrios aludió a la cifra de 158.000 personas desempleadas en la provincia y apeló  a la unidad de administraciones públicas, empresas y sindicatos para “ganar el futuro” desde la concertación. Tuvo palabras de elogio para los distinguidos, especialmente para los sindicatos UGT y CCOO, y concluyó aseverando que, pese a las dificultades, “podemos sentirnos orgullosos de ser de Cádiz”.

En representación de los distinguidos ejerció de portavoz María Luisa Escribano, presidenta de Feproami, para agradecer el reconocimiento conjunto. Escribano trazó una breve semblanza de cada persona y entidad homenajeada, y destacó la actividad de una sociedad –la de la provincia de Cádiz- que es “trabajadora, incansable y solidaria”.

El preludio y el epílogo musical del acto correspondieron al quinteto lírico de la asociación musical La Bohemia, del Campo de Gibraltar.

El Día de la Provincia de Cádiz se recuperó en el año 1996, identificándose con la Constitución que fue promulgada en la capital gaditana el 19 de marzo de 1812. Desde entonces se distinguen trayectorias ejemplares que proyectan lo mejor de la provincia desde diversos ámbitos: economía, cultura, activismo social, arte, ciencia… Hoy se renovado ese tributo porque, como ha referido Irene García, “esa es la tarea. Engrandecer esta provincia entre todos. Consolidando vuestro legado y desplegando las alas. (…) Tenemos el talento. Y el talante. El compromiso de los gaditanos y las gaditanas con nuestro presente y con un futuro que tiene que ser necesariamente mejor”.