lunes, 26 de febrero de 2018

Internacional: Éxito en la edición de febrero de White Milano


La fórmula de 4 días, sumada a la estrategia de desfilar marcas consolidadas con empresas medianas y la expansión del centro en Tortona 31 Opificio; han dotado a esta edición de WHITE de grandes resultados. Esta feria fue organizada por el ayuntamiento de Milán entre los pasados días 23 y 26 de Febrero. 

Los datos han confirmado el crecimiento de esta feria que ha expuesto 551 marcas en una superficie de exposición de 21.700 metros cuadrados. El evento ha registrado un aumento general de compradores nacionales e internacionales.

Massimiliano Bizzi, fundador de WHITE ha hecho balance y ha declarado que “está feliz por la atmósfera animada y enérgica de la feria y por la apreciación mostrado para la mezcla de la marca por los mejores compradores italianos y extranjeros. Espero que en septiembre el sistema de la moda repite esta fórmula, con las ferias de moda cerca de la semana de la moda. Este es un camino que llevaría a una mayor crecimiento para Milán y las empresas”.

El Rouge Margaux, con sede en París, fue la firma invitada especial de esta feria. La firma francesa, que está bajo la dirección artística de Cem Çinar, realizó una presentación en vivo. Por su parte, Marco Rambaldi, Proyecto Especial de WHITE, además de enseñar su colección, ha mostrado el cortometraje "Vogliamo anche le rose", en la que ilustra el notable cambio cultural entre la generación que vivió la revolución de los '70 y la juventud de hoy. La protagonista es Valérie Taccarelli, una de las primeras transexuales italianas, así como activista LGBT. 

La conocida diseñadora Federica Tosi llevó a WHITE una exclusiva colección de cápsulas SEE NOW BY NOW, que consiste en 5 conjuntos (3 vestidos de noche y uno de día, más dos trajes con camiseta y pantalones, en el atemporal negro / blanco), abriendo así nuevas perspectivas tanto en términos de comunicación como de ventas.

Una vez más, WHITE entregó la distinción que hace en cada edición, esta vez recayó en la diseñadora de sombreros Alice Catena y su marca Montegallo; por otro lado, el Premio Ramponi se le otorgó a la ecléctica diseñadora Lisa Anderlini y su firma LĀU; marca que se mueve entre la geometría y la arquitectura.