sábado, 24 de febrero de 2018

El Ballet Nacional aperturó el XXII Festival de Jerez

Redacción/ Fotos: ©Festival de Jerez/Javier Fergo



El Ballet Nacional de España inauguró ayer el XXII Festival de Jerez en el Teatro Villamarta con un espectáculo en el que abordó todos los estilos de la danza española. 'Eritaña, Zapateado de Sarasate, Soleá del mantón, Bolero y Alento' reflejaron sobre el escenario la energía y la pasión de una compañía que busca que el público disfrute de la danza española con mayúsculas, con toda su esplendor y complejidad.

La primera parte de este espectáculo protagonizado por el Ballet Nacional de España exhibió el sello propio de las coreografías de repertorio. El espectáculo comenzó con Eritaña, compleja y rápida y que muestra el estilo de su creador, Antonio Ruiz Soler; también del mencionado maestro se puso en escena de forma completa el 'Zapateado de Sarasate', un ejercicio de arte, de técnica y elegancia.

También, en la primera parte del acto se pudo contemplar la 'Soleá del mantón' de Blanca del Rey y el 'Bolero' de Ravel con coreografía de Rafael Aguilar. 

En la segunda parte, el Ballet Nacional Español escenificó nuevas creaciones como 'Alento' de Antonio Najarro, donde el propio autor refleja su propia forma de ver la danza española. 

Antonio Rey inauguró el ciclo 'Toca Toque' en la Bodega González Byass

©Festival de Jerez/Javier Fergo
En la misma jornada de ayer, la guitarra de Antonio Rey sonó en la Bodega González Byass, donde presentó su disco 'Dos partes de mi', una mezcla de flamenco y de los descubrimientos de este músico en el terreno de lo clásico.